Canchallena

Fútbol

Suerte dispar de los africanos en el fútbol argentino

Los jugadores provenientes del continente negro tuvieron escasa fortuna; la única excepción es Alphonse Tchami, autor de 11 goles en Boca; esta noche debuta Félix Orode en San Lorenzo

Por Pablo Lisotto | canchallena.com

De la redacción de canchallena.com - Esta noche, cuando debute defendiendo los colores de San Lorenzo de Almagro ante Tigre, el africano Félix Orode se incorporará a una lista de colegas y compatriotas que resulta breve, pero interesante.

 
Alphonse Tchami, el único africano que se destacó en el fútbol argentino.  Foto: Gustavo Amarelle

El más emblemático de los siete futbolistas africanos que pisaron suelo argentino es el camerunés Alphonse Tchami, quien jugó en Boca entre 1995 y 1997, y se ganó al público xeneize a fuerza de simpatía y entrega. Los hinchas lo "adoraban"

En total jugó 47 partidos y marcó 11 goles. Y si bien tuvo un buen desempeño en su primera etapa (era titular cuando Silvio Marzolini era DT), con la llegada de Carlos Bilardo pasó a ser suplente (los delanteros titulares eran Claudio Caniggia y Darío Scotto), y al poco tiempo fue vendido al Hertha Berlin.

Ibrahim Sekagya ocuparía un hipotético segundo lugar, si este listado se conformara de acuerdo al rendimiento de los africanos en el fútbol argentino.

El ugandés logró un hecho singular: fue el autor del gol número 80 mil de la historia del fútbol argentino. Antes había jugado en la B Nacional, donde representó a Atlético Rafaela y a Ferro.

En 2007 fue vendido al equipo austríaco Red Bull Salzburg, y es el actual capitán del seleccionado ugandés.

El Doctor Theophilus Khumalo llegó a la Argentina en 1995 para jugar en Ferro. El sudafricano era figura de su selección, y debutó con un gol en la primera fecha del Clausura 95 ante Independiente. Pero la ilusión duró poco: jugó tres partidos más y se fue al Columbus Crew de Estados Unidos. Se retiró en 2004.

Nombres como Ernest Mtawalli, de Malawi (llegó a Newell's a principios de 1995 como la máxima figura de su selección, pero jugó sólo cuatro partidos), el camerunés Tobie Mimbre (jugó dos partidos en 1997 y se fue al fútbol paraguayo), el ghanes Nii Lamptey (ganó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, y en 1997 defendió los colores de Unión de Santa Fe, pero tras 6 encuentros emigró hacia el fútbol de Turquía) y el arquero David Chabala, de Zambia, (tuvo un breve paso por Argentinos Juniors en la temporada 1991/1992, y un año después murió en un accidente aéreo en las costas de Gabón) pasan completamente desapercibidos por la memoria colectiva de los hinchas.

Sólo Félix Orode sabe si con el tiempo será recordado por los seguidores de San Lorenzo, o si se hunde en el olvido. .

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora