Canchallena

Voleibol

El voleibol, con el impulso para seguir creciendo

Tras diez años sinuosos y una suspensión por parte de la federación internacional, resurgió en 2009 y se apoya en la proyección de sus selecciones juveniles

Por Fernando Czyz | canchallena.com

 
 

Si hay un deporte en la Argentina que vivió diez años sinuosos fue el voleibol. Con un comienzo tortuoso con una suspensión por parte de la Federación Internacional, luchas internas entre dirigentes, jugadores y cuerpo técnico, este 2009 supuso un resurgir y un renacer con buenos resultados deportivos, la consolidación de una Liga Argentina en crecimiento, unas selecciones juveniles de proyección mundial y un orden interno institucional.

Tras los dos logros deportivos conseguidos en las dos épocas de esplendor del voleibol nacional: el tercer puesto en el Mundial de 1982 y la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, el deporte del arte de las manos había entrado en una meseta con resonancia de conflictos más que por desempeños deportivos. Sin embargo luego el cuarto puesto en los Juegos de Sydney 2000, el quinto en Atenas 2004 sufrió un duro golpe con la ausencia en la última cita de Pekín 2008; la ausencia por problemas institucionales del Mundial Sub 23 en Tailandia por suspensión internacional y el 13° puesto en el último Mundial de mayores en Japón 2006 marcan vaivenes de una realidad que contrasta con este final en 2009. La organización del Mundial 2002 en casa, con un meritorio quinto puesto, tampoco puede quedar fuera de este sube y baja del voleibol nacional.

En la Liga Mundial, competencia anual más importante del calendario tras los Juegos Olímpicos y los Mundiales, la Argentina pasó de una dura participación en 2007 con 12 derrotas en igual cantidad de presentaciones a un 2009 con clasificación deportiva por primera vez al Final Six de Belgrado, donde finalizó quinto. Además ratificó durante el año pasado su gran nivel continental con un segundo puesto en el Sudamericano y una clasificación sin problemas al Mundial de Italia en el torneo disputado en San Luis.

Con Javier Weber como líder desde el banco de suplentes y una renovación generacional en pleno proceso, el conjunto nacional experimentó un click emocional y mental, además de sumarle un plus en su juego para sumar triunfos a una idea de juego. El joven capitán Rodrigo Quiroga, el armador Luciano De Cecco junto con Nicolás Uriarte, Facundo Conte y Guillermo García marcan algunos nombres de una nueva generación que quiere escribir su propia historia en el voleibol nacional. Alejandro Spajic, Gabriel Arroyo, Pablo Meana y Gustavo Porporatto marcan la experiencia de la vieja guardia que se ha acoplado a esta nueva camada en un mix que rindió sus frutos y promete varias alegrías más.

A este gran año de selección mayor se suma el buen trabajo encabezado por Juan Cichello (menores) y Fabián Muraco (juveniles) coordinado por Facundo Rizzone que ha dado en los últimos cuatro años buenos resultados y ha permitido que este recambio generacional actual no sea sufrido sino con muchas esperanzas de presente y futuro.

Las finales de la Liga Mundial en Córdoba este año, la nueva participación en este certamen en 2010 y el Mundial de Italia hacia septiembre-octubre marcan un año visagra para el voleibol argentino con la posibilidad de poder ratificar todo el buen balance del pasado inmediato. La creación de la Selección Sub 23 en una acción conjunta de todo el cuerpo técnico hace pensar en la idea de una apuesta sostenida en el tiempo que no busca solo la inmediatez de los resultados.

Una Liga en busca de dar el gran salto

Tanto a nivel de la Federación de Voleibol Argentina (FeVA) como la Liga Argentina, el principal socio en el marketing y la comercialización de los eventos y productos del voleibol argentino es Ideas del Sur Sport (IDS). Su máximo responsable, Marcelo Tinelli, le señaló a canchallena.com , que la Liga Argentina tenía que pensar ahora en crecer como lo había hecho en su momento la Liga Nacional de Básquet . "Los buenos resultados de la selección nacional contribuyen a potenciar la Liga, pero esta debe acompañar el proceso y buscar su proyección internacional", había señalado en esa entrevista el conductor televisivo. Ahora con Bolívar, UPCN de San Juan y La Unión de Formosa como principales estandartes, el objetivo es crear un producto intersante a nivel deportivo pero también a nivel de marketing y publicitario. En ese camino transita hoy un torneo federal que debe buscar consolidar sus participantes y extender su calendario en los años de menor competencia de la selección. Asimismo los torneos sudamericanos, panamericanos y el flamante Mundial de Clubes aparecen como atractivos para trascender las fronteras del país en busca de prestigio internacional y divisas.

Las Panteras en busca del quiebre histórico

La selección femenina tiene una deuda pendiente y parece no poder despegar para acompañar este proceso de crecimiento del deporte. La eliminación para el Mundial de Japón de este año detrás de Brasil y Perú en el Premundial significó un duro golpe para las chicas que venían de una gran actuación en la Copa Panamericana de Miami y cerraron el año con un segundo lugar en el Sudamericano de Porto Alegre. El técnico Horacio Bastit ahora deberá apostar particularmente en el aspecto anímico de las chicas con vistas a los Juegos Panamericanos de Guadalajara en 2011 y los Olímpicos de Londres al año siguiente. Si bien se ve un crecimiento en el juego del equipo nacional, para dar el gran salto y establecerse entre los 20 mejores del mundo (finalizó 21° en este 2009) resta un plus que ahora con tiempo de trabajo, Las Panteras deberán lograr para no perder este impulso del deporte del arte de la mano.

Beach Volley

El beach volley argentino tuvo un comienzo de siglo espectacular con una dupla argentina integrada por Martín Conde y Mariano Baracetti que se adjudicaron Campeonato Mundial en 2001 disputado en la ciudad austríaca de Klagenfurt y un primer lugar en el podio del Circuito Mundial 2002. Además de cuatro participaciones olímpicas (Atenas 1996, Sydney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008) con un noveno puesto en Australia y Grecia, esta pareja se codeó durante cinco años con los mejores. Sin embargo el conflicto institucional de fines de 2002 y principios de 2003, sumado al desgaste de la pareja y el retiro de ambos, generó un vacío en la representación argentina en el circuito mundial. El trabajo de Martín Conde en Mar del Plata con un proyecto de reclutar nuevos talentos y el trabajo de reconstruir el circuito argentino de beach volley pueden ser el puntapié inicial para reconvertir este escenario sombrío en un futuro prometedor.

 Informe especial: la última década y el deporte argentino.

En canchallena.com hicimos un repaso del ciclo 2000-2009 en el hockey , el fútbol juvenil , el básquet , el voleibol y el rugby . .

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora