Canchallena

Federer: "Pensaba que este año Del Potro podía pelear el No 1"

El actual monarca opinó sobre los problemas físicos y anímicos del tandilense: "Tiene mucha presión encima, eso siempre trae problemas"

Roger Federer, número 1 del tenis mundial, pidió ayer paciencia y apoyo ante la situación de Juan Martín del Potro, que seguirá, al menos, tres meses más fuera del circuito masculino tras su anuncio de que fue operado por una lesión en la muñeca derecha. El suizo, según confesó, estaba convencido de que a esta altura del año, el tandilense estaría peleando por su trono.

"En el final del año pasado realmente pensé que Juan Martín tenía una chance de ser número uno esta temporada", le dijo Federer a la agencia DPA en Estoril, donde ayer consiguió su primera victoria sobre polvo de ladrillo del año ante el alemán Bjorn Phau.

De acuerdo con lo dicho por el propio tandilense en una carta, Del Potro se sometió anteayer a una cirugía en la muñeca derecha en la Mayo Clinic, de Rochester, en los Estados Unidos y estará entre tres y seis meses fuera de competencia.

Federer, derrotado en septiembre de 2009 por el argentino en la final del US Open, explicó las razones de su confianza en las posibilidades del argentino.

"Ganó el US Open, llegó a la final del Masters de Londres, tuvo grandes resultados en el final de la temporada. Si este año hacía buenos resultados en Australia, Indian Wells y Miami, habría llegado a la temporada de arcilla con chances de ser número uno. Pero se lesionó y no demostró lo que podía. Es una pena para él", se lamentó Federer.

El número 1 del mundo es una asignatura pendiente para el tenis argentino, que tuvo su más alto exponente en Guillermo Vilas, número dos de la clasificación en su mejor momento.

El suizo, considerado por muchos como el mejor tenista de todos los tiempos, analizó la lesión de Del Potro en detalle y también opinó sobre los inconvenientes de anímicos puestos de manifiesto la semana pasada por LA NACION, precisamente acerca de que en determinados momentos el tenista sufrió de pánico escénico, algo que fue confirmado por diferentes fuentes del entorno del tenista.

"Las lesiones de muñeca son complicadas. Es muy incómodo. Escuché que este tipo de lesiones de muñeca pueden durar de tres a seis meses. No es muy bueno para la cabeza cuando siempre sentís dolores y duran tanto. No es nada divertido para la mente", enfatizó.

"Tiene problemas en la muñeca. Ya los tuvo tras el US Open, tras Wimbledon, renunció a Cincinnati por cansancio. Le vienen estos problemas con frecuencia...", agregó el suizo, que también fue derrotado por Del Potro en las semifinales del Masters de Londres, en noviembre último.

"El es grande físicamente. Antes, ese tipo de tenistas hacían un juego de saque y volea. Pero no es su caso, él tiene un juego muy físico. Y todavía está creciendo, formando su físico", explicó Federer.

Pero, de vuelta con las implicancias psicológicas por todas las vivencias de un joven como Del Potro, que cumplirá 22 años en septiembre próximo, agregó: "Es joven. Tuvo tanto éxito... Y por lo tanto tiene mucha presión encima. Eso siempre trae problemas".

Federer tiene una muy buena relación con Del Potro. El tandilense le regaló en mayo de 2009 una camiseta con la firma de los jugadores de Boca Juniors, el club del que es hincha, y poco después sumó otro obsequio exclusivo: otra casaca, pero de la selección argentina, autografiada por su entrenador, Diego Maradona.

"Sí, me dio una camiseta con la firma de Maradona... Nada mal", recordó, sonriente, el ganador de 17 torneos de Grand Slam, cifra récord que alcanzó a comienzos de esta temporada, cuando se consagró en el Abierto de Australia.

Los obsequios futboleros de Del Potro son sólo un detalle en la relación entre ambos. El suizo tiene genuina simpatía por el estilo discreto y de perfil bajo del argentino: pese a lo mucho que le dolió la derrota ante Del Potro en la final del US Open 2009, pese a todo lo que se le escapó con aquella derrota, Federer quiere verlo nuevamente como jugador lo antes posible.

"Espero que vuelva pronto, tiene un gran tenis. Ahora tendrá que empezar de nuevo, pero estoy seguro de que cuando vuelva estará fresco, feliz, con su juego y listo. Y así es como quiero verlo, no sufriendo", cerró el suizo.

Maximiliano Boso .

En esta nota

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora