Canchallena
 

Oberto: "Creo que llego a Londres 2012"

Por Miguel Romano
Enviado especial

KAYSERI.- Todas las camisetas de cada partido importante que jugó en su vida con la selección están guardadas y sin lavar. "Quiero que se conserven así, con todo lo que les dejé esa noche", dice Fabricio Oberto, desde ayer nuevo cordman del básquetbol argentino con cuatro mundiales disputados, igual que su amigo Marcelo Milanesio y el "Colo" Rubén Wolkowyski. "Ahora las camisetas están en lo de mi mamá, en Las Varillas, pero espero pronto tener una gran sala en mi casa y armar algo con esos recuerdos."

En realidad, Fabri, como todos lo llaman, puede adueñarse muy pronto de las principales estadísticas de la historia de este deporte en nuestro país porque además de los cuatro mundiales suma tres Juegos Olímpicos (también récord nacional) y, a los 37 años, quiere estar en el próximo. "Yo creo que llego a Londres 2012 y voy a hacer todo lo posible, pero no pretendo estar por trayectoria, quiero ganarme un puesto y rendir más que cualquier joven. Soy muy respetuoso de eso", expresó.

Por si fuera poco, el pivote cordobés puede convertirse mañana, frente a Australia, en el máximo goleador mundialista con la celeste y blanca. Con los 11 puntos convertidos anoche frente a Alemania, alcanzó los 325 y quedó a sólo seis de los 331 tantos del legendario pivote de Oberá, Misiones, Ernesto Gehrmann, "Finito".

"No miro récords o estadísticas. Todas esas cosas son para cuando me retire. Cada torneo lo arranco de cero, sin ningún derecho, pero con todas las obligaciones", apuntó, dejando una impronta de la más auténtica Generación Dorada.

VIDEOOberto por cuatro (primera parte)
 

-¿Qué recordás de tu primer Mundial, en Grecia 1998?

-En realidad, había tenido una experiencia mundialista en Toronto 94, porque fui como "camiseta celeste", un término creado por Guillermo Vecchio para tener un jugador N° 13 que hiciera experiencia. Participaba de las prácticas, pero no jugaba. De todos modos, del de Grecia recuerdo que llegué con lo justo porque me había lesionado en los Juegos de la Buena Voluntad de Nueva York unos días antes, contra Australia. En ese Mundial, teníamos muchas individualidades [Sconochini, Nicola, Espil, De la Fuente, Manu Ginóbili, "Pepe" Sánchez, Montecchia, Milanesio], pero no ensamblamos como conjunto. Se esperaba más de nosotros, de todos modos estuvimos muy cerca de ganarle a Yugoslavia y pasar a las semifinales.

Pese a su juventud, Oberto fue el máximo rebotero del certamen y el argentino más aclamado porque terminaba de firmar con Olympiacos y sus fans lo apoyaron mucho.

-¿El Mundial de Indianápolis fue el mejor?

-Creo que fue la cumbre del equipo, incluso por encima de los Juegos de 2004. Tuvimos una durísima pretemporada, la mayoría estaba jugando en Europa o en la NBA, y la química fue muy fuerte. Además, tuvimos gran intensidad de juego. Sacábamos de la cancha a todos los rivales y no le ganamos a Yugoslavia porque nos faltó experiencia. Hoy, ese partido no lo perdemos más allá del mal arbitraje. Pero la derrota en la final nos sirvió para tener mayor apetito y corregir las formas de encarar las cosas. Allí se forjó el gran equipo. La semifinal que le ganamos a Alemania fue el partido más emotivo que jugué con la selección junto al de Grecia, en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos.

-¿Y Japón 2006?

-Fue el de la readaptación al estilo y al cuerpo técnico de Sergio Hernández, aunque el armazón del equipo se mantuvo. Otra vez la química y la experiencia nos permitieron llegar lejos y estuvimos a un tiro de llegar a la final por aquel triple que no entró en el cierre contra España.

-¿Y qué expectativas tenés para éste?

-Nunca tuvimos tantos lesionados como esta vez, pero igual el objetivo es mejorar lo hecho en los anteriores. Tener muchos años de edad también nos da la experiencia para saber sobrellevar estos malos momentos.

Anoche, Fabricio siguió edificando su monumento en la selección como uno de los jugadores de mayor vigencia y dueño de los principales récords.

VIDEOOberto por cuatro (segunda parte)
 

  • En rebotes y dobles, es el número 1
    En la historia de la Argentina en los Mundiales, Oberto está primero en rebotes, con 225, y en dobles convertidos, con 145.
  • .

    En esta nota

    canchallena por e-mail.
    Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

    Suscribite ahora