Canchallena

Boxeo

Sergio Martínez, una maravilla

El boxeador se quedó con la revancha ante Paul Williams en su primera defensa del título mediano del Consejo Mundial (CMB); fue por nocaut en el segundo asalto en una velada que se realizó en Boardwalk Hall de Atlantic City

ATLANTIC CITY (EFE).- La pegada y rapidez del boxeador argentino Sergio Maravilla Martínez entró a formar parte de la historia del deporte de este deporte después de la demostración que dio ante el estadounidense Paul Williams en la pelea revancha entre ambos púgiles.

Martínez, campeón del peso mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), se mostró explosivo y puso fuera de combate a Williams en el segundo asalto para retener su corona en la primera defensa que hacía de la misma.

El púgil argentino de 35 años retuvo su cetro de manera sorpresiva, al vencer a Williams cuando se llevaba sólo 1:10 minuto del segundo asalto, de los 12 a que estaba pactada la pelea.

Con un poderoso gancho de izquierda a la mandíbula de Williams, el argentino mandó a la lona al púgil estadounidense de 29 años, que no pudo continuar el combate.

Después de un primer asalto en el que ambos se estudiaron, en el segundo, Martínez convirtió la pelea en un combate de un sólo golpe al sorprender a Williams con un gancho que lo dejó fuera de acción, sin que además el árbitro tuviese que hacer la cuenta de protección.

Ambos peleadores tuvieron razón en que ésta sería una pelea más explosiva que la primera que sostuvieron en el mes de diciembre del 2009, cuando ambos cayeron a la lona en el asalto inicial.

La pelea se llevó a cabo en la arena principal del Boardwalk Hall de Atlantic City, el mismo lugar donde se enfrentaron hace 11 meses, y en la que Williams fue declarado vencedor, al ganar una controvertida decisión dividida, que no gustó ni dejó contento a Martínez.

Ahora, al concluir la pelea revancha , el púgil argentino deja su marca en 46-2-2, con 25 nocáuts, mientras que Williams puso su foja en 39-2, con 27 fueras de combate.

El 17 de abril de este año, Martínez sorprendió al derrotar al también estadounidense Kelly Pavlik por decisión unánime en 12 asaltos para acreditarse las coronas de peso mediano de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y del CMB, la que expuso esta noche ante Williams.

Antes de iniciado el combate ambos peleadores habían declarado que quien saliera ganador pondría los ojos sobre el filipino Manny Pacquiao o Floyd Mayweather Jr., las grandes figuras actuales del boxeo, que les permitirían un combate millonario.

"Esperaré las ofertas que me llegan y entonces decidiré junto a mi equipo cual es la que más me conviene", declaró Martínez al concluir la pelea. "Ahora lo importante es que he retenido el título de campeón y además de manera convincente".

Después de la dureza y potencia que posee en su mano izquierda y la rapidez con que la saca para colocar los golpes no se espera que las grandes figuras como Pacquiao y Mayweather Jr. tengan un interés inmediato en enfrentarse a Martínez ante el grave riesgo de perder.

"Lo que tengo que hacer es seguir trabajando, cuidándome como profesional y veremos a ver que es lo que sucede", señaló Martínez. "He trabajado muy duro hasta llegar donde estoy y ahora es el momento de hacerlo todavía mejor".

El púgil argentino reconoció que después de como le había entrado en la guardia a Williams en el último minuto del primer asalto, cuando ya le colocó varias combinaciones a la cara y al cuerpo para llevarlo contra las cuerdas, estaba convencido que iba a tener más oportunidades y sólo era cuestión de esperar sus errores.

"No me equivoque, en el segundo se vino hacia mí, con la guardia baja, demasiado abierta, y con todo el espacio para que le colocase mi gancho de izquierda que lo dejo sin capacidad de reacción", explicó Martínez.

Por su parte, Williams admitió que la pelea se había decidido por un golpe que nunca tuvo que permitir, pero que no vio por donde le llegó.

"Me alcanzó con un golpe, que no vi por donde me llegó a la mandíbula", declaró Williams, recuperado de la caída a la lona. "Estoy bien, fue un golpe solitario el que hizo la diferencia y que me costó la derrota".

Aunque Martínez puede esperar a conseguir una pelea millonaria contra figuras como Pacquiao o Mayweather Jr., al final también tendrá de nuevo la posibilidad de hacer una tercera contra Williams, que generará una gran expectación después de los sucedido en la primera revancha.

Williams, que aceptó la de revancha al no recibir ofertas para hacerlo contra Pacquiao, Mayweather Jr. y Shane Mosley, ahora una tercera pelea contra Martínez se ha convertido como la mejor oportunidad que tendrá para poder recuperar su condición de púgil de elite..

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora