Canchallena

Boxeo

Maravilla Martínez, campeón mundial de los medianos CMB

El pugilista argentino venció por nocáut técnico al ucraniano Sergiy Dzinziruk y se quedó con el cinturón Diamante, en el hotel Casino MGM Gran at Foxwood

MASHANTUCKET, Estados Unidos (AFP).- El argentino Sergio Maravilla Martínez venció por nocáut técnico en el octavo asalto al ucraniano Sergi Dzinziruk por el cinturón Diamante de los medianos del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en pelea efectuada en el hotel Casino MGM Gran at Foxwood.

Luego de imponerse en el séptimo round -su primero con ventaja en la pelea-, el ucraniano visitó la lona tres veces como consecuencia de los potentes golpes de "Maravilla", quien mantuvo un constante martilleo con su jab al rostro del europeo durante el combate.

"Tenía como estretegia anular su jab, su mejor arma, y poco a poco madurarlo trabajando sobre sus errores hasta lograr derribarlo", señaló Martínez después del combate. "Ahora quiero a Pacquiao o Maywether, cualquiera de ellos para demostrar que yo soy el mejor", agregó el argentino.

"Maravilla" Martínez (47-2-2, 26 nocáuts) se llevó el primer asalto al tomarle la iniciativa al europeo con efectivos y certeros golpes al estómago.

El argentino, un peleador muy rápido para los pesos mediano, sacó provecho a su velocidad en los primero asaltos para tomar ventaja en las tarjetas de los jueces.

En el cuarto round, el sudamericano conectó un recto de zurda al rostro de Dzinziruk, quien puso la rodilla en la lona por primera vez para el respectivo conteo del árbitro.

Posteriormente, una doble combinación de derechas e izquierdas de Maravilla hizo doblar de nuevo las rodillas del ucraniano en el quinto asalto, para el segundo conteo de protección en ese momento.

VIDEOun boxeador maravilloso (TN)
 

Con la derrota, Dzinziruk también perdió su invicto al dejar su récord en 37-1 con 23 nocáuts.

Martínez peleó sólo por la bolsa en esta ocasión contra Dzinziruk, luego de que el CMB le despojara de la faja de campeón mediano de ese organismo mediante el artilugio de nombrarlo campeón Emérito para dejar vía libre al título regular al mexicano Julio César Chávez Junior.

Para resarcir penas, el CMB inventó que la pelea entre Martínez y Dzinziruk fuera por el cinturón Diamante -valorado en unos 50.000 dólares-, algo así como un premio consuelo. También le aseguró a Martínez una futura pelea por el cinturón que le fue despojado.

Por su parte, el ucraniano había renunciado a su título superwelter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) para medirse al argentino, quien fue elegido el Boxeador del 2010 por sus triunfos sobre Kellu Pavlik y Paul Williams, sobre este último con el nocáut más espectacular del año..

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora