Canchallena

Fútbol

Caruso Lombardi, del infierno al cielo en el mundo River

Hoy, el DT de Quilmes es una de las esperanzas de los hinchas millonarios para eludir la Promoción; en el inicio de la temporada, los de Núñez debutaban ante el Tigre de Caruso, quien decía que se beneficiaba a River y era el blanco de la gente

Del infierno al cielo. Así podría definirse el sentir de los hinchas de River por Ricardo Caruso Lombardi, actual técnico de Quilmes, equipo que de no perder el sábado ante Olimpo, les asegurará a los millonarios no disputar la tan temida Promoción, ni siquiera si caen ante Lanús.

Hoy, el apellido Caruso Lombardi causa esperanza en Núñez. "Sería bárbaro que dijeran que salvé a Quilmes y a River", declaró ayer el Tanto. Sin embargo, cuando la temporada comenzaba y River debutaba ante el Tigre de Caruso la sensación era de rechazo.

El 8 de agosto, con Angel Cappa como técnico, River debutaba en el Apertura ante el Tigre de Caruso, que a lo largo de la semana previa se había quejado porque decía que en el armado del fixture se beneficiaba a Quilmes y a los millonarios que peleaban con el Matador por mantener la categoría.

"Nos pusieron a River a propósito", decía Caruso antes del match e insistía: "Es una cosa de locos que Quilmes empiece con tres partido de local". Hoy, Caruso es el técnico del Cervecero y la esperanza de los millonarios.

Aquel 8 de agosto, el River de Cappa venció por 1 a 0 a Tigre, con un gol sobre la hora de Rogelio Gabriel Funes Mori. Los hinchas millonarios se desahogaron esa tarde y el blanco de las cargadas fue Caruso, que con gestos ampulosos se quejaba con el árbitro de ese partido, Pablo Lunati, quien, según Caruso, no había cobrado una plancha de Ortega en la jugada previa al gol.

"Me dieron ganas de romper todo. Ortega va con la plancha y a Echeverría no le salió sangre de milagro. Da mucha bronca perder sobre la hora. Tigre fue superior a River, dominó todo el partido y perdimos por mala fortuna. Somos un equipo humilde, que no pegó patadas ni hizo tiempo. Y me hubiese gustado que (el árbitro) Pablo Lunati cobrara igual para los dos lados", había declarado Caruso Lombardi..

 La situación de Quilmes. Para no perder la categoría, Quilmes está obligado a vencer a Olimpo y esperar los resultados de Huracán (vs. Independiente) y Gimnasia (vs. Boca). En principio, precisa que ninguno de los dos gane para aspirar a un desempate. La única manera de disputar directamente la Promoción es ganar y que el Lobo y el Globo pierdan.

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora