Canchallena

Nacional B

Cavenaghi: "Nadie imagina a River cuatro años en la B"

El Torito quiere ser el capitán del equipo en la campaña en el ascenso; "la gente va a apoyar como nunca", dice

Por Darío Palavecino
Corresponsal en Mar del Plata

MAR DEL PLATA.- Tiene un puñado de pibes que lo espera a la salida del salón donde los jugadores de River atienden a la prensa. Les sonríe, saluda a uno por uno, firma camisetas y se saca fotos. La chapa de ídolo entre los hinchas no se la quita nadie a Fernando Cavenaghi. En esta primera semana de trabajo ya empezó a ganarse otra, la de referente en este renovado plantel. Y se entusiasma cuando se le pregunta sobre la posibilidad de llegar al debut en el Nacional B, ante Chacarita, marcando el camino a sus compañeros con la cinta en el brazo izquierdo. "Me encantaría ser el capitán y la bandera de este River", asegura el centrodelantero, que volvió a la institución que, una y otra vez, menciona siempre de la misma manera: "Mi casa".

Ayer, con el amistoso ante Unión de Mar del Plata, River completó la primera semana de la exigente pretemporada que alternó 30 kilómetros diarios, prácticas de doble turno en el predio del Club Kimberley y entrenamientos bajo la lluvia y el viento en las playas de Chapadmalal, a metros del complejo RCT, donde el plantel está alojado. "Hemos tratado de negociar algún día de mayor descanso, pero todos los días es levantarse a las 7 y salir a entrenarnos", cuenta el Toro, sobre la dura agenda que les propone el cuerpo técnico que Matías Almeyda.

Cavenaghi hace el primer balance y rescata la presencia de los juveniles que, a la par de los de mayor trayectoria, se exigen al máximo. A aquellos, en especial, siente que les empieza a transmitir un mensaje con la autoridad que le otorgan los años en el club y su experiencia. "Tienen que tener claro que están en River y que River es medio país", les deja en claro.

La propuesta de Almeyda lo seduce y lo convence. "Posiblemente juguemos con un 4-4-2, pero más allá de lo que Matías disponga y el esquema elegido, la historia de River nos obliga a ser protagonistas y a salir a ganar en cualquier cancha", destaca.

Los primeros bocetos del funcionamiento asomaron con dos prácticas, una ante juveniles de Alvarado, en la que marcó un gol y otra ayer (ver aparte). Siente que los mejores resultados asomarán pronto, a medida que merme la exigencia física propia de la pretemporada. Cuando se lo consulta por el nuevo papel de Almeyda, reconoce la tranquilidad que transmite y la claridad de lo que pretende: "Esa serenidad es muy importante y valiosa para el plantel".

En cuanto a su juego, advierte que el paso por Europa lo llevó a moverse más como un segundo delantero, algo más retrasado y, por ende, más lejos del área. "Lo que Matías me está pidiendo es que no baje tanto, que me mantenga más cerca del arco rival, aunque eso me cueste entrar algo menos en juego", explica. Con tiempo y trabajo, asegura, podrá volcar en la cancha lo que el entrenador le está pidiendo. Porque, en definitiva, lo suyo son los goles. Y con ellos ha marcado a fuego su nombre en la memoria de los hinchas. "Ojalá pueda repetir esos momentos -dice- y aportar al objetivo que todos estamos buscando, que es devolver a River a primera."

"Conseguir el ascenso sería, sin dudas, lo más importante en mi carrera", asegura el jugador que, con 28 años, regresa a la institución donde se formó, fue figura y goleador. También capitán, una condición que en este nuevo plantel parece a su medida. "Fui capitán cuando tenía 19 años y fue una experiencia fantástica, pero ahora depende de lo que decida Matías (Almeyda)", afirmó.

Ya sueña con un reencuentro con la gente en un Monumental a pleno. "Ojalá podamos jugar allí todos los partidos de local", afirma ante la posibilidad de alguna sanción para el club por los incidentes tras el partido con Belgrano, que selló el descenso. Está convencido de que la respuesta del público será fenomenal. "No tengo dudas de que la gente va apoyar como nunca a River", insistió.

Regresar a primera, entonces, es el sueño y el objetivo. Dice que el ascenso no sólo no es algo menor. "Para nosotros, hoy es todo", sostiene. Y remarca: "Nadie imagina a River tres o cuatro años en la B". Cavenaghi volvió como una bandera. Está más que claro..

En esta nota

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora