Canchallena
 

Nocioni: "No se me caen los anillos"

 
 
 
Nocioni, junto a Hernández, en su presentación oficial en el Milrayitas / Infoliga.com. 

Cuando el éxodo generalizado de los NBA parece haber explotado en Estados Unidos tras la decisión de los jugadores de demandar legalmente a sus patrones y provocar una nueva cancelación de la temporada; cuando ya se habla de que Pau Gasol (los Lakers) firmaría con Barcelona, de que Kobe Bryant reabriría las negociaciones con Virtus Bologna y de que Tiago Splitter (Spurs) arreglará en las próximas horas con Unicaja Málaga, nuestro Chapu Nocioni, con un contrato de casi 7.000.000 de dólares en Philadelphia, decidió actuar en la Liga Nacional, para Peñarol, de Mar del Plata, simplemente "porque necesito jugar, no puedo estar tanto tiempo parado".

"No se me cae ningún anillo por hacerlo en el país. Al contrario, me siento feliz porque estoy en una gran institución, con gente que me demostró un gran cariño y, fundamentalmente, porque cumplo el sueño de jugar junto con mi mejor amigo de la vida, Leíto Gutiérrez. También es un agradecimiento y un homenaje a la Liga, que nos dio la oportunidad de crecer y nos abrió las puertas de Europa y la NBA", aclaró Andrés Nocioni, tras firmar ayer con los milrayitas para participar del torneo Súper 8 que se jugará en el Polideportivo marplatense del 23 al 26 de este mes. Aunque, según lo anticipó el presidente del club, Domingo Robles, Chapu podría debutar pasado mañana, en La Banda, Santiago del Estero, frente a Olímpico, en la apertura de la 2a etapa clasificatoria de la Liga y luego, el domingo, lo haría contra Atenas en Córdoba, justamente donde disputó su último partido con la camiseta de Independiente, de General Pico, antes de emprender su desafío de conquistar Europa, hace ya 12 años.

Lo increíble es que Nocioni aceptó jugar sin seguro, porque, según explicó, "era algo complicado y muy costoso para el club y tampoco me cubría en forma absoluta. Además, iba a demorar mi incorporación, quizá hasta impedirme estar en el Súper 8. Tomé esta decisión porque quiero al básquetbol, necesito jugar".

El alero santafecino jugó escasos minutos en sus dos últimas temporadas de la NBA y tuvo la mala suerte de padecer serios esguinces de tobillo que lo marginaron del Mundial de Turquía 2010 y de la última parte del Preolímpico 2011, actuando por la selección nacional. "Me gustaría estar en mejor forma física, pero vengo de un parate prolongado. Por eso, llego para ser parte del equipo y aportar lo mejor. No me siento protagonista ni estrella, voy a sumar mi esfuerzo y mis ganas, como siempre lo hice en todos lados", agregó, antes de agradecer el hospedaje que le dio en su domicilio Leo Gutiérrez. "Le comí tantos asados que ya me da vergüenza, pero Leíto no me dejó ir a un hotel", sonrió.

"Voy a disfrutar este reencuentro con locura y es un orgullo que haya elegido Peñarol", señaló Gutiérrez. En tanto, el técnico Sergio Hernández, que lo dirigió cinco años en la selección, dejó su impronta: "En un club de locos, ahora tenemos un loco más, el Chapu. Una grandísima persona y excelente atleta que viene a sumar. Me emociona y enorgullece tenerlo en el club".

"No sabemos cuánto tiempo lo tendremos, disfrutémoslo mientras tanto", apunto el presidente Robles. Sucede que Chapu acaba de recibir una oferta importante de Valencia para sustituir a Víctor Claver y podría emigrar pronto a España. Pero antes les dará un toque de brillantez a la Liga y el Súper 8, y quizás hasta logre contagiar a algún otro NBA argentino que ya piensa seguir sus pasos y prepararse antes de tomar camino hacia Europa.

175 partidos jugó Nocioni en la Liga nacional: 31 en Racing Club (1995-96), 34 en Olimpia, de Venado Tuerto (1996-97), y 110 en Independiente de gral. Pico (1997-99). Convirtió 1560 puntos (8,9 de promedio), tomó 562 rebotes (3,2), dio 59 asistencias y recuperó 98 balones.

Foto: Infoliga.com.

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora