Canchallena

Rugby

Los generales de los Pumas

Fernández Lobbe y Albacete serán los líderes en un año histórico para el rugby argentino; "Va a ser espectacular", dijo el octavo de Toulon; mejorar el juego, el objetivo.

Por Santiago Dapelo | canchallena.com

 
 

Indiscutidos dentro y fuera de la cancha. Son modelo de líderes positivos. Esos que predican con el ejemplo y no con la palabra. Las figuras de Patricio Albacete y Juan Fernández Lobbe son indivisibles de la camiseta argentina. Son los símbolos de una generación que siente y vive el rugby de una manera muy especial, que mezcla la locura de siempre con el máximo rigor profesional. Por eso, en el amanecer de un año que se presenta como histórico para el seleccionado que dirige Santiago Phelan, ponen en perspectiva lo que viene para la Argentina.

"La entrada al Rugby Championship es la confirmación a la historia de los Pumas. Los primeros años serán muy duros, pero también es verdad que uno progresa jugando contra los mejores", dice Albacete, desde Toulouse, donde vive con su novia.

Minutos después la comunicación telefónica se traslada unos pocos kilómetros, más precisamente a la ciudad de Toulon, desde donde Fernández Lobbe agrega: "En agosto recibimos a Sudáfrica en la Argentina? es increíble. Tenemos que tener claro la suerte que tenemos por lo que empieza. Hay que disfrutar, pero será muy duro".

Pero no se quedan en los enunciados y hablan de lo que hay que hacer para enfrentar a los mejores. Aunque difieren en las formas, coinciden en el fondo: mejorar el juego; el nuevo objetivo para los Pumas. Así lo explica Fernández Lobbe: "Es el momento para meter un salto de calidad en nuestro juego. Siempre recostados sobre la actitud y la defensa, la gran bandera de este equipo. Nos tenemos que soltar a jugar y hay material para hacerlo".

Para Albacete, el gigante de dos metros que ya suma 46 test-matches, el proceso de cambio no será inmediato: "El estilo de juego irá cambiando paulatinamente. Que nadie espere que por jugar contra Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica vamos a salir jugando desde nuestro in-goal". Y agrega: "Nos tenemos que preparar de la mejor manera. La diferencia está en el ritmo. Los tres rivales juegan de todos lados y casi no usan el pie. Al contrario de nosotros que solemos hacer un juego más lento y utilizar mucho la patada táctica. Pero tenemos nuestras fortalezas; ningún equipo del mundo quiere enfrentarse a los Pumas. Va a ser muy lindo".

Los dos tuvieron un recorrido similar en los Pumas. Uno, el Pato, uno de los mejores segunda líneas del universo ovalado, debutó en 2003 y ya suma tres mundiales -Australia 2003, Francia 2007 y Nueva Zelanda 2011. El otro, Corcho, estratego de raza, hizo su presentación con la selección mayor en 2004 y fue uno de los abanderados en la máxima gesta de los Pumas, en Francia, y en la última cita mundialista. Fue un amor a primera vista, desde que la vistieron por primera vez jamás la abandonaron. Pero además ambos se destacan en sus clubes franceses: Albacete lo hace en el campeón galo, Toulouse, con el que ya se coronó en tres oportunidades. Fernández Lobbe, en tanto, despliega toda su fiereza en Toulon.

Hoy la realidad los pone en una situación física dispar. Albacete ya está recuperado de la grave lesión que sufrió en su primera aparición con su club tras el Mundial -esguince de tobillo con rotura ligamentaria- y hoy jugará de titular ante Lyon después de estar parado dos meses y medio. Mientras que su amigo, Fernández Lobbe, padeció la rotura del ligamento cruzado anterior izquierdo de la rodilla en el partido frente a Escocia, en Wellington. Fue operado y todavía tiene entre tres y cuatro meses más de recuperación.

La preparación de la que hablan tiene fecha tope: la Argentina debutará en el certamen más prestigioso del mundo el 18 de agosto en Ciudad del Cabo.

-¿Cuál es la próxima meta para los Pumas?

-Albacete: Pensar en salir campeones del mundo hoy es una locura. Lo importante ahora es confirmar nuestro presente. Tal vez un objetivo para los próximos años podría ser instalarnos entre los mejores cuatro o tres equipos del mundo.

-¿Proyectás lo que serán los meses de agosto y septiembre?

FL: Uno piensa en la exigencia que supone enfrentarlos, pero lo tenemos que vivir. Ahora tenemos que ponernos a entrenar y armar la armadura (risas).

A: Es raro? todavía no caemos. Vamos a tener que estar preparados.

Ante un calendario tan exigente, uno de los puntos que más preocupan es la cesión de los jugadores que juegan en Europa. Aunque los clubes no pueden negarse, cada jugador tendrá que negociar. "Estamos poco informados. Todavía no vino nadie de la unión a explicarnos cómo será y qué implica. A mí me tantearon [por los dirigentes] por arriba, pero primero la UAR nos tiene que informar; será complicado", dijo el Pato. Para Corcho, no será tan grave: "Hablé con los entrenadores y el presidente. Hay cosas que cambian y las dos partes vamos a tener que hacer un esfuerzo. Pero se hizo mucho ruido con el tema y hay una verdad: el jugador argentino les sirve. No será tan drástico".

En una temporada en extremo atractiva, ellos serán parte fundamental del funcionamiento argentino. Por eso ante el pedido para que definan 2012, Corcho no duda: "Qué difícil? ¡Va a ser un gran año para disfrutar!".

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora