Canchallena

Rugby

Farías Cabello, el sobreviviente de los Pumas

Es la historia de un luchador; debutó en el seleccionado a los 32 años y jugó su primer Mundial a los 33; hoy es uno de los 10 profesionales UAR y el capitán de los Pampas.

Por Santiago Dapelo | canchallena.com

Era noviembre de 2010 en Buenos Aires. Faltaban pocos días para que los Pumas comenzaran a desandar una nueva gira por el Viejo Continente, cuando se encendió la alarma para el staff técnico argentino. La preocupación que generó baja por lesión de Manuel Carizza para disputar la ventana internacional que incluiría los test-matches frente a Italia, Francia e Irlanda le abriría la posibilidad a un tapado. El repaso de posibles reemplazantes terminó de decidir su destino. "¿Qué Farías? ¿Julio?", preguntó, sorprendido, el capitán de los Pumas, Felipe Contepomi. La respuesta afirmativa del entrenador Santiago Phelan fue suficiente. "Traelo", dijo el apertura del Stade Français que había compartido con el tucumano la Menores de 21 de la selección nacional. Así fue como Julio Farías Cabello tuvo la oportunidad por la que había peleado durante 12 años: vestir la camiseta del seleccionado nacional a los 32 años.

Desde ese momento su vida deportiva sufrió una explosión. Lo que a la mayoría les lleva cinco años, el tercera línea -también juega como segunda línea- lo hizo en una temporada. A la convocatoria, le siguió su inclusión en los Pampas y la consagración en la Copa Vodacom, en Sudáfrica. Tras la travesía por África, el jugador de Tucumán Rugby se ganó un lugar en el plantel que disputó el Mundial en Nueva Zelanda, donde marcó el único try argentino frente a los All Blacks, en el partido por los cuartos de final. Poco más de un año después, Farías Cabello, el Flaco, Julito, se transformó en uno de los 10 rugbiers que la UAR contrató de manera profesional y fue designado capitán de los Pampas, plantel que viajará en las próximas semanas para defender el título en Sudáfrica. Fueron poco más de 400 días a pura emoción.

Pero qué ocurrió para que la Argentina desaproveche un jugador de sus características durante 12 años. ¿Cómo es posible que haya debutado a los 32, jugado su primer Mundial a los 33 y sea capitán de un seleccionado nacional a esa edad?

"Hay fallas en el sistema, pero mi caso destapó un poco esto. Igualmente hoy cambió mucho. El sistema que se introdujo con el Plan Nacional de Alto Rendimiento (PLAR) y con los seleccionadores que actualmente hay en las provincias todo cambió. En esta época lo mío no hubiera pasado", dice el orgulloso padre de Valentina (9), Ana Sofía (2) y María Joaquina (1).

¿Dónde estuvo todos esos años? Farías Cabello nació deportivamente en Bajo Hondo Rugby Club a los siete años. "Jugaba con mis amigos del barrio, pero la división se terminó", cuenta. Eso provocó que a los 14 se mudara a Tucumán Rugby. Ahí jugó desde Menores de 15 a Primera, donde debutó a los 18. Después de cinco años emigró a Italia, más precisamente al Partenope Rugby de Napoli. La ciudad donde Diego Armando Maradona se transformó en Rey fue su casa por 10 meses. De ahí llegó a lo que se transformaría en su segundo hogar: Rouen; equipo de la división Federal 1 (tercera división gala). Seis temporadas estuvo ahí. Incluso en su último año llevó a Daniel Hourcade como entrenador. Esta relación que nació en Tucumán fue determinante y hoy continúa más fuerte que nunca. La quiebra del club provocó una nueva mudanza. Esta vez fue Hourcade el que le abrió las puertas de Belenenses, en Portugal. "Siempre empecé de abajo. No me arrepiento de nada; siempre voy a estar agradecido a los clubes que me abrieron sus puertas", dice, y aunque no se amarga por el tiempo derrochado, aclara: "Lástima que no haya podido mostrarme antes".

-¿Sentís que tu momento llegó tarde?

-No, vivo el presente como una realidad. No estoy en mi primavera; eso podría ser en el Mundial. Pero por mi edad me pongo objetivos cortos. Hoy son los Pampas, no miro más allá.

-En Francia 2007 estuviste como hincha; en Nueva Zelanda 2011 fuiste uno de los jugadores destacados. ¿Qué pensabas antes de cada partido del Mundial?

-Antes de ir a la cancha veía a la gente... yo estaba ahí. ¿Quién iba a decir que cuatro años después iba a estar en ese lugar? ¿Que iba compartir habitación con el Pato Albacete? Tenía sentimientos encontrados y ganas de llorar.

-Es un año especial para los Pumas y para vos, ¿cómo estás?

-Tranquilo. Primero vienen los Pampas y tenemos que ser cautos. Viajamos con un equipo nuevo. Lo que sí, estar contratado por la UAR me da una tranquilidad que antes no tenía. El resto [por los test-matches y el Rugby Championship] veremos...

-¿De qué se habla cuando mencionan la mística Puma?

-El jugador argentino es distinto. Sentimos el deporte de otra manera. Damos todo por el compañero, la amistad y jugamos por nuestras familias.

Sobrevivió a todo. Superó todas las adversidades empujado por la pasión que siente por el rugby. Pero su mayor victoria fue contra el olvido. El Flaco se prepara para ser protagonista en un año histórico, pero no quiere ir más allá. No quiere ni hablar de otros desafíos.

-¿Llegás a Inglaterra 2015?

-Ni loco... olvidate.

  • Un agradecido al rugby
    "¿Si siento que el deporte me debe algo? No, para nada. El rugby me dio mucho. Estoy agradecido."
  • 32
    años tenía Julio Farías Cabello cuando debutó en los Pumas en la derrota con Francia por 15-9 en Montpellier el 20 de noviembre de 2010. Jugó su primer Mundial a los 33, misma edad en la que fue designado por primera vez capitán de los Pampas.
  • SU NUEVA MISIÓN
    Bendecido como nuevo capitán de los Pampas por Daniel Hourcade y Mauricio Reggiardo, los entrenadores de los Pampas, Julio Farías asume la misión con tranquilidad. "Es una responsabilidad importante, pero la verdad es que no me cambia mucho. Siempre hablé mucho [risas]. Estoy muy entusiasmado", dijo.

    EL DESAFÍO VODACOM CUP
    Éste será el tercer año que los Pampas viajan hasta Sudáfrica para disputar la Copa Vodacom, tercer certamen en importancia en ese país. Después de ser eliminados en la etapa clasificatoria en su debut, los argentinos salieron campeones. "Será muy difícil e iremos paso a paso. Es un equipo nuevo el que viaja, tenemos que ser cautos", aseguró Farías.

    UN TRY DE ANTOLOGÍA
    Fue frente a los All Blacks

    Fue el responsable de que el mítico Eden Park enmudeciera. Eran casi 60.000 almas las protagonistas de un momento histórico: iban cerca de 20 minutos cuando Farías recogió la pelota en un ruck y se zambulló en el in-goal. Los Pumas pasaron a ganar por 7 a 6 por unos minutos. En ese encuentro hubo otro dato distintivo de Farías: su ferocidad en defensa. El tucumano llegó a 20 tackles en su cuenta personal. Una cifra escalofriante, en especial si se atiende la talla del adversario..

    canchallena por e-mail.
    Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

    Suscribite ahora