Canchallena

Fútbol Internacional

Maradona quiere hacer las paces con el fisco italiano

"Mi deseo es volver y abrazar a los napolitanos", dijo Diego; la Justicia le reclama una deuda por 40 millones de euros.

Por Elisabetta Piqué | canchallena.com

ROMA.- En una entrevista al canal satelital italiano SkyTg24 desde su lujosa mansión de Palm Jumeirah, en Dubai, Diego Armando Maradona dijo hoy que quiere llegar a un arreglo con el fisco italiano, que lo persigue injustamente y que quiere volver a Italia para abrazar a todos los napolitanos.

"Nunca fui condenado por la corte de Casación y quiero aclarar (las cosas) para alcanzar una paz final con el Fisco y con toda Italia, poniendo fin a muchos equívocos e injusticias en mi contra", dijo el "pibe de oro", en una repentina reaparición televisiva que tuvo mucha repercusión en Italia.

Se estima que Maradona, que en la segunda mitad de la década del ochenta resucitó al club del Nápoles (a quien le hizo ganar su primer "scudetto"en julio de 1987) y que no le habría pagado al fisco los debidos impuestos a sus millonarias ganancias, le debe a las arcas del Estado italiano una suma superior a los 36 millones de euros (unos 47 millones de dólares).

"Me impidieron volver a Italia hasta hoy y espero que haya justicia y que la ley sea igual para todos. Mi deseo es volver y abrazar a todos los napolitanos y a todos mis amigos que viven en Italia", dijo el ex DT de la Argentina. La última vez que Maradona viajó a Italia, en septiembre de 2009, para someterse a una dieta en un exclusivo spa del sudtirol, la policía financiera le secuestró un par de aritos de oro, de un valor estimado en 4000 euros. En 2006, en otra visita a la península, los sabuesos italianos le confiscaron un Rolex que valía 11.000 euros. Y en 2005, el mismo año en el que la Corte de Casación con una sentencia oficializó su condición de "evasor fiscal", el fisco logró incautarle una parte de los 78.500 euros que había cobrado como "cachet" para participar en el programa televisivo "Bailando con las estrellas". Aunque el primer "asalto" del implacable fisco italiano fue en enero de 1991, cuando los agentes de la policía financiera hasta fueron a buscar al gran Diego al pie de la escalerilla del avión que lo había traído hasta el aereopuerto romano de Fiumicino.

"Es justo pagar los impuestos, pero el fisco tiene que ser más humano con los ciudadanos. Nunca fui un evasor fiscal. Siempre pagué todos los impuestos que conocía", aseguró Maradona ante los micrófonos del canal satelital italiano, hablando italiano con fuerte acento argentino. "Lo dice la sentencia del tribuanl italiano de 1994 presentada por mi abogado Angelo Pisano a los nuevos jueces. La sentencia dice que yo tengo razón y que no dengo deudas. Me hicieron perder veinte años, tantos años de amor que entregué en la cancha", agregó.

Conciente de que es idolatrado en Nápoles, que pronto festejará los 25 años de la victoria de su primer "scudetto" -celebración a la que querría participar el gran futbolista, según se especula-, el "San Diego" concluyó la entrevista mandándoles un saludo especial a los chicos del más que difícil barrio de Scampia, famoso por su degrado y por la presencia de la camorra, la mafia napolitana. "Hola chicos, soy Diego, les mando un abrazo a todos ustedes y a toda Scampia. Nos veremos pronto. Gracias por el amor y por el respeto. Nos veremos, espero pronto"..

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora