Canchallena

NBA

La columna de Manu: "Pese a la frustración, fue un buen año"

"Seguiremos peleando arriba", escribe Ginóbili en su habitual espacio en canchallena.com

SAN ANTONIO.- La noche después del partido fue la más difícil de todas. Es el viaje de regreso a casa que no querés hacer, con todos tus compañeros cabizbajos, sin hablar; después, no podés pegar un ojo, te pasan mil cosas por la cabeza. El cuerpo se te afloja porque se acabó la tensión y te duele todo. Eso sí, a las 7.30 en casa suena el despertador biológico de los nenes y ellos sanan todas las heridas.

No tenemos nada para reprocharnos. Llega un momento en el que te enfrentás a un equipo que juega mejor que el tuyo y te gana, punto. Puede sonar simple, pero es así, es deporte. Oklahoma City tiene más talento que nosotros y nos ganó bien.

No creo que la serie se haya definido por una cuestión de cruces y circulitos, como les dicen acá a las cuestiones tácticas. Ellos tienen un talento superior a la media y lo explotaron en el momento que más contaba. A ellos las cosas les salieron fáciles, con naturalidad, siempre encontraban buenos tiros. A nosotros todo nos costaba mucho más.

Y sobre el talento? especialmente se dio en el cuarto partido, cuando nosotros estábamos jugando muy bien; teníamos el partido cerca y Kevin Durant puso toda la responsabilidad en sus manos. Es larguísimo, mide 2,06 metros, pero parece de 2,10. Agarra la manija y no podés pararlo. ¡Ya no sabíamos qué hacer! No hay forma. Si lo doblás con la marca te mete puntos igual o encuentra a alguien abierto que también tiene tiro. Es el tipo de jugador que hace que estas cosas pasen. Fue el que inclinó la balanza en los momentos decisivos.

De alguna manera, a nosotros también nos ha pasado tener alguien así cuando ganamos los campeonatos, con algún tiro de Robert Horry en 2005, o con alguno de Tony en 2007. Siempre hay jugadas como esas que determinan un vencedor de una serie así de pareja. Esta vez las hizo Durant.

A pesar de todo, es lógico que nos duela porque estuvimos 2-0 arriba, y el hecho de verte tan cerca, después de una gran temporada, hace que las ilusiones empiecen a alimentarse.

El resumen general fue espectacular. Nadie nos consideraba en las predicciones. Es más, incluso algunos nos daban fuera de los playoffs, y como siempre, encontramos la forma de destacarnos hasta terminar ganando en la serie regular la Conferencia Oeste, que es la más pareja, la más difícil. Y quedamos primeros con un altísimo promedio de victorias, jugando bien, superando lesiones.

Pop hizo un trabajo estupendo dándoles lugar a jugadores jóvenes, para algunos ignotos, como Danny Green; Gary Neal, que ya había jugado el año anterior sin haber pasado ni siquiera por el draft; Kawhi Leonard, un rookie de 20 años titular, y Tiago, de gran temporada, que se sumaron a la base habitual.

Claramente superamos las expectativas. No termino contento, porque estoy en uno de los mejores equipos de la NBA y el objetivo siempre es salir campeón. Pero si me separo un poco de la frustración, enseguida me doy cuenta de que fue un buen año.

Sobre el futuro puedo decir que es siempre igual. Todos nos dicen que se cierran las puertas, que se acabaron las posibilidades, que estamos viejos? pero seguimos estando ahí arriba. Volvimos a ganar el Oeste. No sé si se puede repetir mucho el equipo, no sé qué pasará con los que terminaron sus contratos, pero estoy seguro de que Tim va a renovar y seguirá con nosotros. Y confío ciegamente en que el cuerpo dirigencial y Pop van a volver a armar un equipo con chances de salir campeón, que es lo que siempre sentí en los 10 años que llevo jugando en la NBA. En la próxima temporada vamos a tener un equipo serio y vamos a pelear otra vez arriba.

Lo que me queda por delante son unas vacaciones cortas y en 15 días estoy en Buenos Aires con la selección. De algún modo es bueno no parar tanto tiempo, porque después de tantos años, cada vez cuesta más empezar de cero y cortar tanto el ritmo hace que las pretemporadas sean más difíciles. Así que un descanso breve y a poner la cabeza en Londres.

www.manuginobili.com
www.facebook.com/manuginobili
@manuginobili
.

En esta nota

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora