Canchallena

La pretemporada

Saja: "Vivimos un fútbol impaciente"

El arquero de Racing analiza las urgencias y se entusiasma con la final de la Copa Argentina; "Zubeldía sabe lo que hace", dice el arquero, que se ganó el corazón de la gente.

Por Damián Cáceres | Para canchallena.com

 
Saja, con el estadio de Racing de fondo / Crédito: Matías Aimar.  Foto: Matias Aimar

Sebastián Saja sale del vestuario y, enseguida, un grupo de chiquilines le pide autógrafos, fotos, abrazos. Uno de ellos, a pesar de verse pequeñísmo, hasta se anima y le implora por una camiseta. De regalo, por supuesto. El Chino responde con una caricia. Ese gesto alcanza: el pequeño sale corriendo con una sonrisa de oreja a oreja. Una madre desesperada lo frena para grabar unas palabras para su hija y, así, sorprenderla en su cumpleaños de 15. Saja la complace e intenta avanzar con escasa suerte. Otro pedido aparece y otro y otro. Se demora más de la cuenta en hacer no más de 50 metros hasta el bar que está pegado a las canchas de tenis del estadio de Racing . "Disculpen que me demoré un poco?", dice y se acomoda en un mullido sillón. Varias entrevistas lo aguardan. Y en todas se muestra predispuesto, cordial y atento. "El cariño de la gente reconforta. Uno debe devolver un poco de lo mucho que te dan", explica. Su día en el mundo Racing aún no terminó. Será un poco más extenso que el de sus compañeros. Sin embargo, no reniega, por más que, en su interior, quiera irse lo más pronto posible para meterse en su verdadero lugar en el mundo: su familia.

Lejos parece de aquel chico arrebatado, tal como él define su juventud en San Lorenzo. Hoy, el capitán de la Academia se muestra con un perfil medido y pensante. Es que le imprime a sus palabras contenido y fundamento como si fuera un DT. Aunque sabe el lugar que tiene y, por ello, respeta y pondera a Luis Zubeldía, dos años más joven. "A Luis le tocó llegar a mitad del torneo y así es difícil poder cambiar los errores. Este tiempo que tiene es muy bueno para que nosotros podamos ir a fondo con su idea. Tenemos mucho trabajo por delante. Sabe lo que hace. A corto o a largo plazo, eso va a terminar dando resultados", indica el arquero, de 33 años.

VIDEO"El fútbol argentino es cada vez más histérico"
 

-¿Por eso fueron los primeros en comenzar la pretemporada?

-Tuvimos poco descanso. Es cierto. El tiempo de vacaciones fue muy corto y, a veces, uno no termina de cambiar el chip, pero la verdad es que estamos haciendo todo con ganas, con la idea de tener un buen semestre, con tres objetivos por delante para tratar de revertir lo anterior. Tenemos las ilusiones renovadas. Era necesario regresar cuanto antes para corregir y pulir todo porque el semestre pasado fue malo.

-Ya pasó un año desde que volviste a la Argentina. ¿Con qué fútbol te encontraste?

-Muy distinto. Más exigente. Con menos calidad. Creo que esto puede deberse a la fuga de talentos que tiene el fútbol argentino. Lo entiendo por ese lado.

-¿También más histérico?

-Sí, puede ser. Es como que año tras año es un poquito más histérico. O con menos paciencia. Vivimos un fútbol más impaciente. Veo que los torneos cortos han permitido, en los últimos años, darles la oportunidad a muchos equipos. Entonces, cuando arranca la temporada, los veinte equipos tienen posibilidades de luchar por el torneo. Antes no era así. En San Lorenzo hemos tenido años en los que si estábamos entre los cinco o seis primeros estaba bien. Hoy eso cambió. Y, prácticamente, sólo sirve ser campeón. Se valora muy poco el resultado final. Por eso lo del subcampeonato del Cholo fue muy poco valorado. Todo el mundo dice que ya pasaron tres técnicos por Racing. El Cholo pasó y salió segundo. A veces sirven también otras cosas, como el subcampeonato, por ejemplo.

-La salida de Teo Gutiérrez generó un hueco importante. ¿Pepe Sand es el indicado para ocupar ese vacío?

-Nosotros tenemos las mejores referencias de José. Luis lo tuvo en Lanús. Pelletieri [Agustín] fue compañero suyo. Tenemos muchas esperanzas en él. Era un puesto que necesitábamos cubrir. Es muy importante tener un goleador como José. La idea es armar un grupo sólido. Estamos a la espera de más refuerzos para que no nos vuelva a pasar lo mismo del semestre anterior. Ellos nos van a elevar el nivel a todos.

-Lo de River ya es historia y siempre fuiste muy medido sobre tu posible cambio de club. Pero el día de la semifinal de la Copa Argentina enviaste un mensaje al mencionar que te gusta jugar por cosas importantes ¿Sentís que Racing está para dar el salto que no pudo en el Clausura y sí en la Copa Argentina?

-Desde el momento en el que regresé evalué a Racing y sus aspiraciones. En ese momento, la llegada del Cholo, más un plantel competitivo, hacían pensar que podíamos pelear un título. Siempre tuve la idea de pelear cosas importantes. Después, las cosas salen o no. En este caso, lo de la Copa Argentina es una oportunidad que se nos presenta. Además, siempre fui medido también porque debo ser respetuoso de los contratos y hoy tengo un vínculo con Racing. Me siento muy bien acá. Estoy a gusto y sería muy desagradecido de mi parte tener el deseo de irme porque tuvimos un mal campeonato. Sería ingrato.

-¿Ganar la Copa Argentina revertiría los malos resultados?

-En la Copa encontramos un objetivo importante. El semestre pasado fue malo y ahí llegamos a la final. La tomamos con mucha seriedad desde el inicio. La jugamos con lo mejor que teníamos. Boca, por tener otras obligaciones, no le dio la misma importancia, pero tuvo los mismos resultados que nosotros porque llegaron a la final. Vamos a enfrentar a Boca dentro de menos de un mes. Y las cosas van a ser totalmente distintas a esta actualidad. Nosotros vamos a ser un equipo distinto y ellos [sin Riquelme] también. Creo que vamos a llegar en igualdad de condiciones a ese partido. Los dos vamos a querer arrancar la temporada con el pie derecho y qué mejor que hacerlo con una final e intentar ganarla.

-Viviste de cerca la situación de Gio Moreno. ¿Te divierte seguir jugando al fútbol después de un apriete? ¿Cómo tomaste lo que pasó?

-Uno lo primero que piensa, en ese momento, es en irse. Por eso, valoré mucho su actitud. Cuando uno crece le cambian las prioridades. Para mí, hoy, la tranquilidad y la seguridad de mi familia no se comparan con nada. Nada puede alterar esas cosas. Y algo así [por el apriete] las altera. Valoro muchísimo su actitud de querer estar con el grupo, de querer jugar. En su lugar me hubiese quedado con mi familia. Son cosas que, lamentablemente, existen, suceden. Soy de los que dicen que hay que acostumbrarse a esto..

Aparecen en
esta nota  
Organizaciones: Racing Club.

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora