Canchallena
 

Se pasaron de rosca

 
 
 
Piatti (San Lorenzo) y Botinelli (River): sus pases están en la mira.  Foto: Sebastián Domenech

Nadie sabía nada. Las triangulaciones llegaron recién al fútbol argentino. "La AFA está feliz de que esto ocurra. Siempre quisimos que haya claridad", dijo Julio Grondona, en declaración llena de cinismo. "El jugador es el último eslabón y a partir de ahora se deberán pensar y resolver las cosas en el marco de la legalidad", afirmó con fingida candidez Sergio Marchi, secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados. En 2008 teníamos un festival de la geometría ( www.lanacion.com.ar/1083200 ), pero la bomba explotó la semana pasada.

¿Por qué ahora? Puede tomarse como una expansión de la política fiscal del gobierno nacional para asegurarse los dólares que necesita para cumplir con sus obligaciones. También como una necesaria intervención estatal en un negocio que lo tiene como socio capitalista de la AFA. No sólo se trata de evasión impositiva o fuga de divisas. Es dinero que el propio Gobierno pone para financiar el Fútbol para Todos. Más allá del preexistente escenario, hubo, sí, un episodio desencadenante que activó la intervención de la AFIP: el expediente Bottinelli. Ya llegaremos allí.

¿Qué determinó la AFIP? Su resolución 3374 dispone el registro obligatorio, en un máximo de diez días, de las transferencias y cesiones totales o parciales de derechos federativos y económicos de los futbolistas. Así, se pretende determinar la existencia de asociaciones ilícitas, evasión, lavado de dinero y fuga de divisas (clave en un contexto con restricciones a la compra de dólares). La resolución 3376, retroactiva al 1° de enero, obliga a los clubes a remitirle a la AFA dos informes por año con todos los detalles de los movimientos que realizaron. El primero tendrán que presentarlo el 15 de septiembre. Los jugadores que queden libres deberán informárselo a la AFIP en un plazo máximo de diez días.

También fue creado el Registro Dinámico de Paraísos Fiscales Deportivos, que, por ahora, integran los uruguayos Fénix, Cerro, Rampla, Sudamérica, Boston River, Bella Vista y Progreso; los chilenos San Felipe y Rangers, y el suizo Locarno. Se considera paraíso fiscal a un club que haya intervenido en operaciones con futbolistas que nunca jugaron allí.

A 146 empresarios/agentes se les bloqueó el CUIT. "Muchos no pueden justificar su nivel de vida.", declaró Ricardo Echegaray, titular de la AFIP. El organismo no ignora la categoría de partícipes necesarios de jugadores y dirigentes. De hecho, el presidente de Racing, Gastón Cogorno, y el vice de River, Diego Turnes, tienen pasado laboral en el ente. La legislación prohíbe que las personas físicas sean dueñas de derechos federativos. Por esa razón los empresarios buscan un club pantalla para registrarlos. Es imprescindible el aval de futbolistas y directivos para concretar este modus operandi.

En Uruguay, esos clubes reciben limosnas por sus servicios. Queda claro: triangular es una elección. Aunque con mayor carga impositiva, podrían asentar los derechos federativos en la Argentina.

En una triangulación también se puede ocultar el verdadero valor de venta. El jugador llega al club puente por US$ 5 millones, pero, a las pocas horas, arriba a su destino final por 10 millones. La diferencia se la reparten los actores del negocio. El jugador libre se puede registrar en un club puente para reducir el monto a tributar por impuesto a las ganancias. Por ejemplo: arregla por US$ 300.000 con la institución en la que efectivamente jugará, pero más dinero viaja al club puente en concepto de préstamo. Esa cifra, luego se la reparten los protagonistas. La AFIP pretende que se prohíba que los derechos federativos pasen por clubes en los cuales los futbolistas no juegan. Debido a la baja carga impositiva en los países con clubes puente, la Argentina recibe menos ingresos por impuestos relacionados con las transferencias e impuesto a las ganancias. Fuentes de la AFIP calculan la evasión en decenas de millones de pesos.

Según el expediente 42.692 de la Asociación Uruguaya, Ustari pasó por Fénix antes de llegar a Boca. El camino inverso recorrió Roncaglia, hasta firmar con Fiorentina (exp. 42.639). Por Sudamérica desfilaron Jonathan Santana, Fernando Ortiz, Víctor Zapata, Juan Cobelli y Vismara. Por Progreso: Román Martínez, Gracián y Domingo. Por Fénix: Stracqualursi, Gigliotti, Neira, el chileno Monje, Vergini y Cristian Lema. Por Atenas, Caraglio. Por Chile: Pablo Ledesma, Parra, Matheu, Marcos Figueroa, Brian Sarmiento y Javier Toledo. Luciano Civelli viajó por San Felipe y Sudamérica antes de aterrizar en U de Chile.

El ascenso no estuvo exento: Mauro Boaglio arribó a Barracas vía Fénix. Ignacio Piatti llegó a San Lorenzo vía Sudamérica, gerenciado por Vicente Celio, ex presidente de Chacarita. También hay presencia argentina en las administraciones de Boston River y Rangers.

La AFIP puede investigar hasta con cinco años de retroactividad. En ese lapso, en Chile ficharon: Mariano Echeverría, Cristian Chávez, Mareque, San Román, Culio y Cristian Leiva. En Uruguay: Facundo Quiroga, Mercier, Carboni, Sergio Escudero, Chirola Romero, Andújar, Nahuelpan, Lértora, Mateo, Nico Navarro, Pérez García, el venezolano Vizcarrondo y los paraguayos Rodrigo Rojas (ex River) y Estigarribia.

La lista es interminable. La práctica, mucho más antigua. Ya en 1995, Daniel Lalín usaba al Racing uruguayo para triangular con la Academia de Avellaneda. Empresario y dirigente del club, no podía figurar como dueño de derechos federativos. Entonces inscribió allí a Mago Capria y Matute Morales. ¿Más pases vía Uruguay? Lequi, Chacho Coudet, Bruno Marioni, Daniel Islas, Gandolfi, Campagnuolo.

Claudio Caniggia, Matías Almeyda y Chori Domínguez también figuran en los registros de la Asociación Uruguaya. Nunca jugaron allí, por supuesto. Tampoco cracks como Zé Roberto, Freddy Rincón y Ricardo Rocha, todos fichados por Central Español, donde, en 1990, el brasileño Paulo Silas fue inscripto en medio de un pase de Sporting Lisboa al Cesena italiano. Pero la operación se cayó y tuvo que quedarse a jugar en el modesto club uruguayo. Tres goles en dos partidos. Luego se concretó la transferencia. Cinco años después, Paulo dio la vuelta olímpica con San Lorenzo, en Rosario.

Las triangulaciones también pueden realizarse vía clubes de divisiones menores o ligas amateurs. Antes de firmar para Monaco, David Trezeguet tuvo su pase registrado en Newbery de Junín; Heinze, en la Liga Lobense, y Migliore, en Coronel Aguirre, de Villa Gobernador Gálvez. Federico Nieto pasó por Peñarol, de Rafaela. A ese club le reclamó Wolfsburgo por el pase de Jonathan Santana. La perla de este receso la ofrece el expediente 123.453 de AFA: Lucas Licht llegó a Gimnasia a través de? Pilar. En este tributo geométrico, nunca olvidaremos al temible Locarno de Suiza .

¿Por qué ahora? Por el escandaloso caso Bottinelli. El 30 de junio finalizó su vínculo con San Lorenzo y se quedó con el pase en su poder. Fue contratado por River, pero no como libre. Su ficha pasó por Uruguay y Unión San Felipe antes de llegar al club presidido por Daniel Passarella, que se comprometió a pagar 1.700.000 dólares por el 60% del pase. El contrato, que también garantiza otros 550.000 dólares para San Felipe si Bottinelli juega más de cinco partidos, prevé la transferencia de fondos a un banco de Miami. La AFIP bloqueó el envío. Los derechos económicos que abriga San Felipe pertenecen a la sociedad Old Oask, de Islas Vírgenes, paraíso fiscal por excelencia. La cara visible del club chileno es Raúl Delgado, secretario de Medios durante el gobierno de Carlos Menem.

Un comunicado publicado en el sitio web del club afirma que "actúa con estricto apego al derecho común y deportivo, nacional e internacional y que no es un club fantasma que existe para justificar triangulaciones como parece querer presentársenos".

Como otras fiestas descontroladas, ésta parece acabarse tras un exceso alevoso. Se pasaron de rosca, no usaron guante y dejaron marcas por todos lados. Ésta es la noticia de último momento. El resto lo sabíamos.

Investigación: Matías Muzio .

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora