Canchallena

Boxeo

El dramático final de la pelea de Maravilla, en primera persona

Cuando parecía que el triunfo de Martínez estaba encaminado, Chávez Jr. lo dejó en la lona en el round 12 y le puso suspenso a la definición en Las Vegas; accedé al video

 
 

LAS VEGAS.- Manejó la pelea a su antojo, lo tuvo a Julio César Chávez Jr. contra las cuerdas y siempre dominó el cuadrilatero, pero su traspié en el último round puso el corazón en la boca de todos los argentinos. Cuando parecía que el triunfo de Sergio "Maravilla" Martínez estaba encaminado y no iba a sufrir sobresaltos, el boxeador mexicano puso al quilmeño en la lona y le puso dramatismo al cierre de la pelea por el título de los medianos de la CMB. Un choque que finalmente tuvo como ganador a Martínez, quien le quitó el invicto a su rival y se quedó con el cinturón de campeón.

Después, se conoció que Maravilla no pudo cerrar mejor la pelea porque sufrió una fractura en su mano izquierda en el cuarto asalto, mientras que se esguinzó la rodilla en una de las caídas del round 12.

A continuación, un tramo de la entrevista a LA NACION:

-¿Cómo se explica el dramático último round de la pelea?

-Fue ridículo lo que hice. Venía manejando todo bien, bien. Pero me relajé y la cagué. No me confié, no fue que dije: "Ya te tengo.". En un momento, tuve este movimiento, así (se para, gira y muestra la cara) y dije: "Uy, la cagué". Y pum, me comí la mano, me quedé parado para que me pegue. Y cuando caigo, digo: "La puta madre". Me levanté, estaba consciente, lo veía a él. Pero no tenía estabilidad en las piernas. Yo quería ir a pegarle. Digo: "Mato o muero". Pero después del mato o muero, vi que no tenía estabilidad y dije: "Muero". Me entró la duda de salir-entrar-salir-entrar-lejos-cerca. Me pegó en el oído, por eso no escucho bien. No escucho casi nada ahora. Claro que uno tiene conciencia de lo que pasa en esos momentos. También me dije al levantarme: "Este pibe no me va a llevar por delante, ya tiró todo".

-¿Es posible pensar en un momento así, a un segundo de recibir un golpe de nocaut o, peor, después de recibirlo?

-Claro, claro, hombre, que se puede. Depende del nivel de inconsciencia que uno tiene, por supuesto. Paul Williams, con los ojos en blanco, así, no podía pensar en nada.

-¿Y usted cómo estaba?

-Yo tenía conmoción. Era un poco todo, el golpe, la rodilla. Es que yo tengo rotos los dos meniscos desde hace tiempo, y eso condiciona. Estoy arruinado, je... No, en serio, con convicción todo se supera.

-¿Coincide en que esta circunstancia aumenta el valor de su victoria?

-Sí, puede ser. No habría pasado nada, de otra manera. Habría ganado los doce rounds y nada más. La pelea era como un monólogo, sí, un stand-up.

 ASÍ QUEDÓ CHÁVEZ JR. TRAS LA PELEA

Tal como lo había prometido, Maravilla Martínez le dio una golpiza inolvidable al mexicano.   Foto: AFP
Tal como lo había prometido, Maravilla Martínez le dio una golpiza inolvidable al mexicano.   Foto: AFP
Tal como lo había prometido, Maravilla Martínez le dio una golpiza inolvidable al mexicano.   Foto: AFP
Tal como lo había prometido, Maravilla Martínez le dio una golpiza inolvidable al mexicano.   Foto: AFP
  Foto: AFP
Tal como lo había prometido, Maravilla Martínez le dio una golpiza inolvidable al mexicano.   Foto: AFP
"Que le saquen una foto ahora porque no lo van a reconocer", había anticipado en la previa, Sergio Martínez, que anoche le dio una golpiza inolvidable al mexicano.   Foto: AFP
 

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora