Canchallena
 

Manu Ginóbili: "Me siento en el mismo nivel de los últimos años"

 
 

A sus 35, Manu Ginóbili está en plenitud. Le quedan un par de días en casa sin juegos de pretemporada y aprovecha cada minuto en familia, pero siempre tiene el programa claro en su mente: "El fin de semana viajamos para jugar en Miami y Orlando". Sobre la invasión francesa que sufre San Antonio (a Tony Parker y Boris Diaw se les sumó Nando De Colo), bromea: "Por ahora, mantendremos el inglés como idioma oficial, pero tenemos tres hispanoparlantes, porque De Colo tiene novia española y habla español. Y con Tiago, somos tres también".

"Nos recuerdan que estamos más viejos... pero cada año que pasa a Manu lo veo jugar mejor". Esa frase la dijo Luis Scola en Mar del Plata, en 2011. Y no perdió vigencia. Ginóbili viene de ser una de las máximas figuras en Londres 2012 y se prepara para su 11a temporada en la NBA.

-Hace poco contaste que la vida útil del jugador está extendiéndose. ¿Cotiza mejor la madurez?

-Creo que no sólo la madurez, sino que la ciencia también avanzó muchísimo. Los jugadores cada vez se cuidan más y se sabe más de los modos para extender la carrera útil de un jugador. Es una combinación de muchas cosas. Antes era imposible pensar que un jugador de 38 años como Jason Kidd o Steve Nash pudieran correr lo que corren estos muchachos. Se cuidan mucho. La tecnología y la ciencia han avanzado mucho y todo se complementa.

-¿Vos qué cuidados tomás?

-Descansar. Ser responsable en tu tiempo libre. La alimentación es importante, los trabajos para evitar lesiones, mantenimiento de lo físico, y además tenés gente que te cuida. Al menos, en esta franquicia nos cuidan muchísimo. Tratan de no desgastarte más de lo necesario. Pop en ese aspecto es tremendo. Cada vez que tiene la oportunidad nos da descanso.

-Personalmente, ¿cuál es tu desafío este año?

-El mismo de los últimos cinco. Tratar de seguir colaborando con mi equipo, pero estando sano. El año pasado, tuve una gran temporada, pero me perdí 40 días en una temporada de 120 días. Eso me perjudicó bastante y me afectó psicológicamente en principio. Espero no tener contratiempos y poder jugar una temporada entera sin problemas. Me siento bien para mantenerme en el nivel de los últimos años. La clave es seguir ayudando para que el equipo esté entre los primeros seis de la NBA.

-¿Vas a seguir siendo suplente?

-Calculo que sí, como el año pasado. Salvo los cuatro primeros partidos [después se lesionó], fui siempre suplente y volví recién en el juego 5 de la final de conferencia. Así que creo que está bien así. Me siento cómodo así y calculo que se va a mantener eso.

-Después de una buena temporada como la última, ¿qué pueden agregarle al equipo?

-En la temporada pasada, estábamos jugando bien, y las llegadas de Stephen Jackson y Boris [Diaw] nos hicieron mucho mejores. Pero fue a mitad de una temporada atípica. Tenerlos desde el Día 1 para entrenar ciertas cosas que no pudimos entrenar antes será mejor. El año pasado lo sacamos adelante porque tenemos experiencia y conocimiento del juego. Pero fijate que [Kawhi] Leonard casi no se entrenó con el equipo. Tuvimos el lock-out , dos amistosos y empezó la temporada. Ahora nos conocemos mejor. Es una temporada en la que tenemos que asentarnos mejor.

-Hace más de diez años que jugás con equipos con una estructura estable. No muchos pueden disfrutar de eso.

-Totalmente. Es muy difícil. Estoy con dos jugadores como Tim y Tony hace once años, y en la selección debuté en el 98 y desde el 99 estoy con Chapu, Luifa, Leo Gutiérrez, Pepe estuvo casi siempre... Estamos hablando de trece años de carrera, es muy poco común y es un gran logro. Por eso las dos veces que tuve posibilidades de irme de San Antonio elegí no hacerlo. Es una gran familia y no me quiero ir. A veces no tenés opción, pero yo sí las tuve, decidí quedarme y ellos optaron por no dejarme ir.

- Es tu último año de contrato, pero parece distinto a otros en los que tuviste que renovar, sin ansiedad.

-Sí, cero. Los dos anteriores tuvieron su incertidumbre y su importancia por distintos motivos. Éste es el menos relevante de los tres. En las dos anteriores quería renovar cuanto antes, porque no quería tener en la cabeza el tema del contrato, que fuera una variable. Quería tenerlo arreglado lo antes posible. Pero estaba flotando el tema todo el tiempo. Este año ni se me cruza por la cabeza.

-Entonces ni lo hablaste.

-Ni se tocó el tema.

-¿Es como una convivencia de años en la que hay cosas que ni necesitás hablar porque sabés que están encaminadas?

-Creería que es así, como pasó con Tim el año pasado. En ningún momento se habló de la renovación. Se resolvió en dos días no bien se pudo.Pero tampoco necesitaron firmar nada. Se juntaron, charlaron y lo arreglaron. No tengo apuro ni interés de hablar del tema.

-¿Qué equipos creés que se reforzaron mejor este año?

-Es indudable que se habla de dos equipos. En primer lugar, de los Lakers. Si a un equipo de primerísimo nivel le agregás a Dwight Howard y Steve Nash, ya no deja dudas...

-Se dice que a los Lakers les faltan variantes en el banco...

-Lo mismo que antes, pero ya era un equipo muy bueno y contrataron dos jugadores de enorme talento.

-¿Y el otro?

-Brooklyn [N. de la R.: la franquicia que reemplazó a New Jersey] también fue un cambio tremendo. No se sabe qué pueden llegar a dar porque no jugaron juntos ni un partido. Pero hicieron muchas contrataciones [N. de la R.: sumó, entre otros, a Joe Johnson, Wallace, C. J. Watson, Childress y Reggie Evans] y pueden transformarse en un candidato a los playoffs. Te diría que están entre los mejores cuatro del Este. Bueno, y también Miami, que sumó a Ray Allen y Rashard Lewis. Tienen jugadores como Wade y LeBron, que penetran muy bien, así que tener buenos tiradores es fundamental. Y los que contrataron no son nada malos, ¿no?.

Aparecen en
esta nota  
Organizaciones: NBA.

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora