Canchallena

River Plate

¿Por qué se habían separado Ramón y Passarella?

El Pelado dio su versión de los hechos; además, un defensor, un enganche y un volante por izquierda son los refuerzos que pedirá el nuevo entrenador de River

 
El Káiser y el Pelado hicieron las paces.  Foto: LA NACION  / Silvana Colombo

Daniel Passarella y Ramón Díaz dejaron de lado las diferencias que los distanciaban y finalmente el Pelado es el entrenador de River, y en la última fecha ante San Martín de San Juan estará sentado en el banco de suplentes. Pero, ¿qué fue lo que los había separado?

"Es una tontería", lanzó Ramón Díaz ayer en declaraciones a Fox Sports-Radio del Plata. El Pelado dio su versión de los hechos: "Cuando él (Passarella) se va de River (como DT) había dejado un grupo de trabajo, y yo lo cambié todo. Y eso los puso locos", explicó.

Además, el DT aseguró que mañana saldrá a la cancha para saludar a la gente, y repitió que el equipo lo armó el Chapa Zapata y no él. No adelantó quiénes serán los refuerzos en los que está pensando, aunque tiró pistas: "Un central, un enganche y algo por izquierda" serán los puestos a cubrir, según el flamante entrenador.

También dio su veredicto de cómo lo vio a River en su regreso a la primera división: "Notaba un equipo apresurado, no con pausa. Es el ímpetu que tenía en la segunda división. La presión de la gente perjudicó al equipo", dijo.

Para revertir la situación, Ramón no sólo intentará absorber la presión, además declaró que cree que "la gente se va a tener que tranquilizar".

Sobre Funes Mori. "Es un goleador, tiene un futuro enorme", dijo. Y agregó que pondrán "el énfasis en el ataque". Como no podía ser de otra manera, y fiel a su alto perfil, Ramón describió su máxima virtud: "Es hacerle sentir al jugador que tiene que ser protagonista" ¿Lo logrará en este River?.

En esta nota

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora