Canchallena

River Plate

La carta abierta de Passarella a los hinchas de River

Luego de las controversias por la salida de Almeyda, el Káiser, en un escrito publicado hoy en un diario afirmó que se terminó una etapa y empieza "la hora de Ramón"

Matías Almeyda es ídolo de River. También lo es Ramón Díaz. La salida del ahora ex entrenador del club de Núñez encendió la polémica, y por ello, Daniel Passarella, intentó explicarle a los hinchas el porqué de sus decisiones en los últimos. Lo hizo a través de una carta abierta que se publicó en el diario Perfil.

Defendió su decisión de que Almeyda no continúe como entrenador, y aseguró que se viene "la hora de Ramón Díaz". Estas son sus palabras:

"¿Quién puede poner en duda que el Pelado Almeyda dejó la vida como jugador y como técnico de River? River le debe mucho y tendrá siempre una deuda de gratitud con él. Matías Almeyda ya forma parte de la historia grande de River.

La decisión que tomamos -junto con él y su cuerpo técnico- de que dejara la dirección técnica es parte del fin de una etapa y del comienzo de otra. Ahora ha llegado la hora de Ramón Díaz. También él es parte de la historia que hizo grande a River. Ramón reúne todas las condiciones para la etapa que ahora comienza. No tengo dudas de que el paso que acabamos de dar nos va a permitir seguir avanzando en la construcción de un equipo a la altura de lo que todos los hinchas de River esperamos.

River es el club más grande de la historia del fútbol argentino y uno de los más grandes de la historia del fútbol mundial. Ningún otro club argentino tiene, en el extranjero, el reconocimiento y el prestigio de River. Sí, River ya era el mejor antes de que yo naciera y seguirá siéndolo después de que yo me muera. Quiero decir que River es una institución que está mucho más allá de los hombres. Sé que lo que vende es el fútbol. Pero no hay que olvidar que River es también multitud de deportes, River es educación para los chicos, River es compromiso social. River es una gran institución, una parte de la historia y del orgullo de los argentinos.

Me ha tocado una época dura para ser presidente de River. Tuve que remontar una decadencia futbolística y un desastre financiero. No me quejo. Al contrario. Son las dificultades las que nos hacen grandes. Ya estamos con la cabeza y el corazón instalados en 2013. Dispuestos a dar todo para que River siga creciendo. En todos los aspectos. En todos los sectores.

Personalmente, como presidente de River, mi actitud seguirá siendo la misma que tuve hasta ahora, la misma que me permitió ser campeón con River y con la Selección nacional: ir de frente, hacerme responsable de todos mis actos, empapar la camiseta, jugarme por entero en cada jugada, en cada decisión. Porque River me ha dado todo y yo voy a darle todo a River.".

En esta nota

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora