Canchallena

Polo

Cambiaso: "No replantearía nada, nos ganarían de vuelta"

El líder de La Dolfina explicó la derrota en la muy mala tarea de su equipo.

Por Carlos Beer | canchallena.com

 
 

Del bullicio al silencio. Pero no se habla del ruido que generaba su hinchada, rítmicamente liderada por el grupo llegado de Uruguay para alentar a David Stirling, ni del silencio que gobernada la Tribuna Dorrego Lateral tras el encuentro. Se trata más bien de sonidos deportivos y de los tonos de la voz. De la calma para encarar una respuesta y de la desazón para hacerlo con otra. Del latido galopante del corazón con compases ganadores a un traqueteo más lento, pausado, casi por inercia.

Así se sentían los jugadores de La Dolfina tras la derrota ante Ellerstina. Como si las energías se le hubiesen disminuido en un número considerable. Como se lo veía a Juan Martín Nero antes de subir al podio, casi sin palabras. "¡Qué día!", dijo el back ante La Nacion, tras recibir el afectuoso saludo de Nicolás Pieres. "Y es así, a veces ganás, a veces perdés", esbozó el trenquelauquense, que cuando bajó del podio desapareció rápidamente del Campo Argentino.

Con Adolfo Cambiaso sucedió lo mismo: bajó de la premiación, habló con este diario unas pocas palabras y luego salió de la escena. Con el fondo indeseado de los jugadores de Ellerstina saltando y descorchando champagne, el líder de La Dolfina analizó el partido. "Se jugó mal. Se gana y se pierde", fueron sus primeras escuetas palabras acompañadas por una pausa para escuchar el segundo interrogante. "No quería entrar la pelota", agregó. Cuando se lo consultó sobre qué cambiaría ante la posibilidad de que el partido se juegue de nuevo, comentó: "No replantearía nada, nos ganarían de vuelta", afirmó con seguridad.

Los penales fueron un interrogante obligado: "Los quería seguir tirando yo", afirmó sobre la posibilidad de cambiar de ejecutante. "Te aseguro que el 30 entró", dijo sobre el polémico penal que tiró en el arco del tablero y que dieron afuera. "Seguro", remarcó. "Le aflojé la mano", agregó sobre el otro 30, el que desperdició en el arco de Libertador.

David Stirling, también en versión slow motion, con algunos compatriotas con la bandera uruguaya de fondo, coincidió con Adolfito: "Fue un muy mal día. No nos salió nada. No la pudimos meter más que nada desde el sexto chukker". Consutlado sobre lo previo, los seis chukkers anteriores en los que Ellerstina jugó mejor, aseguró: "Estuvimos faltos de taqueo. Lo teníamos controlados y se nos escapó". Para él, el balance de la temporada fue negativo: "Veníamos a ganar esto", dijo en referencia al Abierto de Palermo.

Pablo Mac Donough se bajó del podio y muy rápidamente se perdió por los pasillos de Palermo. Como se dijo, lo mismo sucedió con Nero. No había mucho por decir. Prefirieron el silencio.

Caída por más de un gol tras ocho años

La estadística de La Dolfina en Palermo es contundente. Con la nueva formación había ganado siete partidos y perdió ayer por primera vez. Desde 2005 jugó 40 partidos y perdió sólo dos: en 2008 y 2010, la primera vez por 13-12, en el alargue, y la segunda por 14-13, en ambos casos en la final. La derrota de ayer fue la primera que sufre en ocho años por más de un gol. Antes: 18-14, en 2004, ante Chapaleufú II.

Juan Sauro, la historia misma del polo

Juan Sauro, el histórico jefe de prensa de la AAP, está teniendo complicaciones con su salud. por primera vez en muchísimos años no estuvo en la Triple Corona, pero ayer presenció la definición en Palermo. Estuvo al lado del podio y fue saludado por todos los finalistas..

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora