Canchallena

Copa Sudamericana

Albil: "Me dieron un culatazo y después nos apuntaron a todos"

El arquero de Tigre confirmó que lo apuntaron con un arma y que le pegaron en el pecho en el ingreso al vestuario visitante, durante el entretiempo; "Fue una emboscada", dijo el encargado de seguridad

 
 

Damián Albil confirmó que le apuntaron con un arma y que le pegaron en el ingreso al vestuario visitante, en el Morumbí. "Me dieron un culatazo en el pecho, peleamos con quince tipos entrenador para golpearnos, y después nos apuntaron a todos", contó, luego de que Tigre decidiera no jugar el segundo tiempo de la final de la Copa Sudamericana, que se la quedó San Pablo.

"Después vino la policía derecho a golpearnos. Es inentendible. Nos esperaron en la puerta con unos palos que se alargan tipo látigos", detalló el arquero. "Estoy mal porque veníamos a jugar una final", agregó.

Por su parte, el encargado de seguridad de Tigre, Rubén Pasquini, reveló detalles de las amenazas que sufrió el plantel en el entretiempo. "Nos emboscaron, nos estaban esperando, en la primera escaramuza uno de seguridad de San Pablo sacó un revolver y se lo puso en el pecho a Albil".



"El Pato (Galmarini) está cortado, Gastón Díaz también, a mí me golpearon en la oreja. La policía entró a pegar al voleo", agregó Pasquini, visiblemente golpeado.

"Yo me puse a separar y me pegaron de atrás. Eran patoviaos de azul", explicó.

  Foto: Reuters
  Foto: Reuters
  Foto: Télam
  Foto: Télam
  Foto: Télam
  Foto: AFP
  Foto: AP
  Foto: Reuters
  Foto: AFP
  Foto: Reuters
  Foto: AFP
 

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora