Canchallena

Boca busca DT

Un paso más para la vuelta de Bianchi a Boca

Entre Angelici y el DT hubo acuerdo en el proyecto deportivo y hoy discutirán sobre las condiciones económicas; los posibles colaboradores del Virrey.

Por Diego Morini | canchallena.com

Como si se tratase de una operación delicada y que merece la mayor atención, los dirigentes de Boca, puntualmente Daniel Angelici, están tratando el operativo retorno de Carlos Bianchi a Boca. Cada paso que intentan dar pretenden que tenga la mayor firmeza. Es por eso que tras la segunda reunión entre el presidente de la entidad de la Ribera y el entrenador que parece despertarse de una siesta que lleva seis años, la vuelta del Virrey parece estar cada vez más cerca.

El segundo capítulo de esta saga resultó nuevamente positivo. Durante una hora y media estuvieron charlando del futuro de Boca. Angelici le acercó los informes de las divisiones inferiores y los datos de los contratos de los jugadores del plantel profesional. El Virrey recibió todo el material entregado y lo evaluará en los próximos días. Allí se hablaron de varias cuestiones, pero llegaron a un acuerdo: el proyecto deportivo que persiguen ambos es coincidente. Allegados a Bianchi coinciden en que la información es la que esperaban, que están de acuerdo en los objetivos deportivos, pero faltan los últimos detalles, pero no por ser detalles, son menores.

"La verdad es que en los objetivos estamos coincidiendo, vamos a tratar de coincidir en los instrumentos", dijo César Martucci, el secretario general del club. ¿Qué implica eso? Es que deben resolver cuestiones económicas por un contrato de dos años. Si bien algunas versiones indican que Bianchi habría pedido que los dirigentes hagan la mejor oferta posible, se supo también que el dinero no sería una barrera para la tercera novela del Virrey en Boca.

Entre tantas cuestiones que se trataron, Juan Román Riquelme volvió a aparecer en la charla y Angelici le dijo a Bianchi que no le pondrán condicionamientos si el DT entiende que el ex N° 10 debe volver al club. Al parece, el presidente de Boca le habría dicho al Virrey que sea él quien haga las gestiones para intentar un retorno de Riquelme. Bianchi habría intentado convencer al presidente de que es bueno tener hombres de experiencia en el plantel y que implicaría tener un refuerzo más que el resto de los equipos argentinos, si es que Román vuelve al club.

Y la situación del Riquelme se trató entre los dirigentes xeneizes y es por eso que Martucci comentó: "El tema Riquelme no aparece como un obstáculo ni como un condicionamiento para la negociación".

Son varias los temas que se trataron, que parecen haber quedado claros y que no serán un problema en un posible desembarco. Las viejas diferencias entre Bianchi con Juan Carlos Crespi, vicepresidente del club, y Jorge Robolzi, en la secretaría técnica, no serán inconveniente. Los dirigentes xeneizes imaginan que el Virrey comenzará 2013 con el buzo de DT de Boca. "Las relaciones personales no pueden incidir en el futuro de Boca", agregó Martucci.

La intención de Bianchi es escuchar hoy, en la tercera charla, cuál es el ofrecimiento que le acerca Angelici y tomarse todo el fin de semana para ofrecer una respuesta a esta propuesta de Boca. De todas maneras, existen algunas señales positivas que hacen creer que el DT está más despierto que nunca.

Son varias las voces que aparecen en esta historia y más allá del hermetismo que siempre envuelve al universo de Bianchi; algunas versiones indican que el entrenador ya está en actividad tratando de conformar su nuevo cuerpo técnico.

Al parecer, estaría intentado tentar para que se sume a su proyecto al preparador físico Juan Manuel Alfano, un discípulo de Julio Santella. Alfano ya trabajó en Boca cuando Carlos Ischia era el entrenador y fue parte del cuerpo de colaboradores del plantel, junto con Santella, cuando Abel Alves estuvo al frente del equipo. Además, trabajó con Héctor Cúper, en Lanús, Mallorca, Valencia, Inter, de Italia, y Betis. Actualmente, está cumpliendo funciones en Murcia, de España.

En esta tarea de conformar su grupo de colaboradores, el Virrey tendría en carpeta a José María Castro, que fue técnico de Ferro en 2004, ayudante de campo de Oscar López en 2003, y en los últimos años formó parte de los cuerpos técnicos de Valencia y Villarreal.

No contaría con un solo colaborador Bianchi en esta posible nueva aventura. Al parecer, buscaría tener en su cuerpo técnico a uno de los hombres que dirigió y que conoce muy bien de qué se trata el mundo Boca. Se habla de Mauricio Serna.

Se avanza en las gestiones. Carlos Bianchi parece haberse despertado de la siesta. Pero, claro, faltan definir varios detalles y en la charla de hoy Angelici intentará convencer al Virrey para que el lunes o martes próximo, la fecha en que daría una respuesta, le de un guiño de aprobación para su tercer ciclo en Boca. En la Ribera sienten que se dio un paso más hacia el tan ansiado retorno..

En esta nota

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora