Canchallena

Copa Sudamericana

Sudamericana: San Pablo desmiente a Tigre ante la Conmebol

Tras la polémica definición de la copa, el campeón le enviará un oficio a la máxima autoridad futbolística de América para dar su versión de los incidentes ocurridos el miércoles, y pedirá una sanción contra el Matador

SAO PAULO (dpa) - La dirección de Sao Paulo le enviará un oficio a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) para relatar su versión sobre los incidentes ocurridos el pasado miércoles durante la final de la Copa Sudamericana y pedir una sanción contra el club argentino.

Según la versión electrónica del diario "O Estado de Sao Paulo", el club brasileño pretende "resguardarse" de las acusaciones hechas por los argentinos, que denunciaron haber sido agredidos por guardias de seguridad del club y agentes de la policía militarizada.

"Vamos a relatar los hechos y todo lo que sucedió en el (estadio) Morumbi. Es obligación del Sao Paulo hacer eso", dijo el vicepresidente de fútbol del club, Joao Paulo de Jesus Lopes.

De acuerdo con Lopes, el Sao Paulo pedirá que se sancione a Tigre por haber sido sus jugadores y dirigentes los que iniciaron los disturbios durante la finalísima del torneo, en la que resultó ganador el Sao Paulo.

Los incidentes comenzaron durante el primer tiempo entre los jugadores y se trasladaron a los vestuarios, donde según el equipo argentino los jugadores fueron agredidos y amenazados a punta de arma de fuego. A raíz de los hechos, el equipo argentino resolvió no volver a la cancha, por lo cual, tras media hora de espera, la Conmebol dio como ganador al Sao Paulo, que ganaba por 2-0.

Según el asesor de la presidencia del Sao Paulo, José Francisco Manssur, el equipo argentino no puede quedar impune después de denunciar hechos que a su entender no son verídicos.

"La Conmebol tiene que preocuparse con ese equipo que puede hacer eso de nuevo en otra competición. La versión de ellos está cada vez más desacreditada", dijo Manssur, quien es abogado y está encargado de redactar el oficio que será presentado a la entidad.

Según Manssur, los jugadores y representantes de Tigre "fueron a la comisaría y no prestaron declaraciones, dejaron que fuera el cónsul el único que hablara. Pero todos nuestros agentes de seguridad declararon. Tengo todo el informe sobre los hechos y vamos a relatarlos a la Conmebol".

Entre otras cosas, Massur afirmó que los argentinos declararon a medios de prensa que fueron amenazados con revólveres en los vestuarios, pero que no declararon eso en la comisaría.

Por su parte, el presidente del club, Juvenal Juvêncio, pretende que en el documento conste que los argentinos rompieron los vestuarios del estadio.

El equipo argentino ya presentó una protesta ante la Conmebol, para lo cual contó con el apoyo de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA).

Por su parte, la Conmebol anunció que abrirá un "sumario informativo" para reunir todos los informes de las autoridades del partido y de los clubes involucrados.

Según el organismo rector del fútbol sudamericano, lo ocurrido en Sao Paulo fue "un hecho que castiga con extrema dureza el prestigio del fútbol continental", aunque precisa también que "en el aspecto deportivo, Sao Paulo y Tigre pugnaron en un partido normal, con escaramuzas propias de una gran final".

"La victoria parcial del Sao Paulo refleja lo acaecido hasta ese momento del encuentro. La CONMEBOL considera que los millones de televidentes, la multitud que también fue protagonista en el estadio y toda la comunidad del fútbol internacional merecen una satisfacción"..

En esta nota

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora