Canchallena

La novela del regreso de Román

Riquelme: "Ya no tengo nada que ver con Boca"

Román se presentó en Casa Amarilla para informarle al presidente y al técnico que no volverá a ponerse la camiseta xeneize; "Tengo palabra, era muy dificil para mi cambiar la decisión", sostuvo

 
 
Riquelme se presentó en Casa Amarilla y sostuvo que mantiene su palabra y no vuelve.   Foto: LA NACION  / Santiago Filipuzzi
Riquelme se presentó en Casa Amarilla y sostuvo que mantiene su palabra y no vuelve.   Foto: LA NACION  / Santiago Filipuzzi
Riquelme se presentó en Casa Amarilla y sostuvo que mantiene su palabra y no vuelve.   Foto: Télam
Riquelme se presentó en Casa Amarilla y sostuvo que mantiene su palabra y no vuelve.   Foto: LA NACION  / Santiago Filipuzzi
Riquelme se presentó en Casa Amarilla y sostuvo que mantiene su palabra y no vuelve.   Foto: FotoBAIRES
Riquelme se presentó en Casa Amarilla y sostuvo que mantiene su palabra y no vuelve.   Foto: LA NACION  / Santiago Filipuzzi
Riquelme se presentó en Casa Amarilla y sostuvo que mantiene su palabra y no vuelve.   Foto: LA NACION  / Santiago Filipuzzi
Riquelme se presentó en Casa Amarilla y sostuvo que mantiene su palabra y no vuelve.   Foto: LA NACION  / Santiago Filipuzzi
Riquelme se presentó en Casa Amarilla y sostuvo que mantiene su palabra y no vuelve.   Foto: DyN
Riquelme se presentó en Casa Amarilla y sostuvo que mantiene su palabra y no vuelve.   Foto: Télam
Riquelme se presentó en Casa Amarilla y sostuvo que mantiene su palabra y no vuelve.   Foto: LA NACION  / Santiago Filipuzzi
 

"No puedo cambiar la decisión que tomé hace seis meses. A Boca no vuelvo", la frase de Juan Román Riquelme fue un baldazo de agua fría para los hinchas, que se ilusionaron con la vuelta del gran ídolo a las canchas, junto a Carlos Bianchi. Cuando parecía que la novela terminaba con Román poniéndose otra vez la camiseta de Boca, le cerró las puertas una vez más.

"Tenía que comunicar al entrenador, al presidente. Me pareció normal presentarme, hablar con ellos, comunicarles lo que hablé en la casa de Carlos el otro día", comenzó diciendo Riquelme, quien llegó 8.45 de la mañana, y media hora después salió a informar que no volvería a Boca. "Yo tengo palabra, a Boca no vuelvo", señaló Román.

"Cuando me junté a tomar mate con Bianchi y Angelici les dije que era muy difícil que cambiara mi decisión. Había una cláusula por si quería volver pero ya se solucionó; ya no tengo nada que ver con Boca", agregó Román en un diálogo telefónico vespertino con TyC Sports.

"Yo había hablado con Bianchi para ir a Chivas de Estados Unidos, me iba a ir con él, después agarró Boca y cambió todo", relató el ex 10 xeneize.

"Han inventado cosas, es el trabajo de ustedes, tienen que llenar horas de aire. Pero para mí es difícil cambiar las decisiones que tomo", agregó criticando a los periodistas allí presentes. Riquelme fue claro y dijo que no solo no jugaría en Boca sino que es "muy difícil" que lo haga en otro equipo de la Argentina.

"Daniel (Bolotnicoff, su representante) estuvo comiendo a la noche en mi casa, me dijo que había hablado con el presidente de Boca pero le expliqué que no podía cambiar decisión. Nunca pedí nada. Tengo palabra y parece que eso es un problema. Vivo con la verdad y no miento, no es que sea inteligente para hablar porque fui al colegio hasta séptimo grado", enfatizó Román.

Tras varias idas y vueltas, finalmente Román dijo basta. Todo comenzó después de la final ante Corinthians, cuando dijo estar "vacío" y con Falcioni todavía en el equipo cerró las puertas a Boca. Reapareció públicamente cuando parecía que Angelici elegía a Facioni para que continuara en su cargo, Román cargó contra él y fogoneó la vuelta de Carlos Bianchi, que finalmente se dio. "Estoy agradecido al técnico y a los dirigentes que intentaron convencerme de que vuelva al club. Desde el primer día les dije que iba a ser muy difícil cambiar la decisión", sostuvo hoy Román.

El Virrey lo pidió a Riquelme ante Angelici y hasta ellos dos se reunieron con Román en la casa del técnico, lo que parecía indicar que el ídolo xeneize se pondría otra vez la azul y oro. No fue así. Las reuniones se dilataron y tomó la decisión de no volver. "Quiero ir a mi casa a tomar mate y pasarla bien, la vida que llevo desde hace cinco, seis meses.", concluyó hoy Riquelme. Esta parece ser la nueva vida del último gran 10..

Aparecen en
esta nota  
Organizaciones: Boca Juniors.

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora