Canchallena

Torneo Final

Burdisso: "No estamos esperando a Román"

Al igual que Bianchi, el defensor opinó que el plantel no puede depender de un solo jugador; "Estamos atentos a los dos frentes", opinó sobre la Copa Libertadores y el torneo Final

 
 
 
Burdisso afirmó que todavía está buscando consolidar la zaga central.  Foto: Muy Boca

(Télam).- El zaguero central de Boca, Guillermo Burdisso, aseguró que en el plantel "no están esperando a (Juan Román) Riquelme, porque como dijo el entrenador (Carlos) Bianchi, no hay que depender de un solo jugador".

"No estamos esperando a Riquelme, para nada. Depender de un solo jugador no es lo mejor, como dijo Bianchi. De cualquier manera todos sabemos que cuando venga Román podrá aportarle mucho al equipo en el circuito ofensivo", amplió Burdisso.

Burdisso llegó a Boca después de ser campeón con el Arsenal de Gustavo Alfaro, donde formó una dupla central de envidiable rendimiento junto a Lisandro López, para encontrarse con Rolando Schiavi como "compañero de fórmula".

"La verdad que el tiempo que pasé con Schiavi lo disfruté mucho, porque aprendí de él en lo futbolístico, pero además rescato que es una buena persona", destacó.

"Ahora estamos trabajando junto a otros muchachos como Matías Caruzzo y Claudio Pérez, tratando de corregir errores sobre la competencia misma, ya que al jugar Libertadores y campeonato simultáneamente no hay mucho tiempo para entrenar", advirtió.

Así está la tabla de promedios de la primera división

Sobre el punto, el menor de los Burdisso (su hermano Nicolás, que también jugó en Boca, hoy está en la Roma, de Italia) resaltó que las "victorias disimulan los errores, como ocurrió ante Quilmes, mientras que las derrotas, como frente a Toluca, los potencian".

"Por ejemplo, después del partido con Quilmes (fecha inaugural del Torneo Final que Boca ganó 3-2) me fui con sensaciones contradictorias. Por un lado estaba muy contento porque marqué dos goles, el segundo muy lindo, y encima ambos con el pie", describió.

"Pero también me fui preocupado de ese partido porque en el primer tiempo cometí errores que generaron goles de Quilmes. Eso significó que mi trabajo específico, que es defender, no lo había hecho bien", reconoció.

En cambio contra el conjunto mexicano el cordobés evaluó que Boca, que ganaba 1 a 0 y terminó cayendo por 2-1, "perdió también por errores defensivos en los goles, pero estaba haciendo un buen partido".

"Sin embargo en estos momentos no se está priorizando una competencia por encima de otra. Nosotros estamos atentos a todos los frentes, incluyendo la Copa Argentina. Después, llegado el momento, se verá para donde apuntar", explicó.

"También es cierto y hay que admitirlo, que tal como dijo Bianchi, aquellos equipos que no juegan la Libertadores la tienen más fácil en el campeonato local", argumentó.

Al enfocarse en el análisis copero el también ex Rosario Central y El Porvenir apreció que Boca "está en el grupo más parejo de todos, porque Nacional (Uruguay) y Barcelona (Ecuador) son tan o mejores equipos que Toluca".

"Por eso después de esta derrota inicial, ahora debemos ir el miércoles a Ecuador con el objetivo de traernos los tres puntos. Ya bastante fastidio causó el hecho de no sumar nada de locales en el debut, porque hay que tener en cuenta que son apenas seis partidos en esta fase de grupos y eso complica", reconoció.

"Pero a pesar de eso no me sorprendió que Nacional le ganara a Toluca como visitante, porque también advertimos que los mexicanos tienen falencias defensivas", alertó respecto de los "Diablos rojos" de los que Boca será huésped en la jornada final de la zona.

Burdisso, quien todavía no sabe si será titular mañana en el encuentro ante All Boys, en Floresta, a raíz de la rotación que propone Bianchi por la doble competencia, volcó en el final de la charla una referencia a su hermano Nicolás, "que seguramente va a terminar su carrera en Boca, pero ahora que está en un buen momento, se está esforzando también por volver a la selección".

"Con mi hermano compartimos una temporada en la Roma. Aprendí mucho, aunque jugué poco. Pero de los entrenamientos y de jugadores como Francesco Totti uno puede extraer cosas muy valiosas diariamente", resaltó finalmente este defensor cordobés de 24 años que sigue los pasos de su hermano tanto en el juego como en los clubes por los que pasa.

"Somos cinco hermanos y el más chico, que tiene 11, juega de centrodelantero. En casa le pedimos que nunca baje. Que siga siendo 9", recomendó como para romper el mandato familiar..

Aparecen en
esta nota  
Organizaciones: Boca Juniors.

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora