Canchallena

Torneo Final

Boca no encuentra respuestas y Ustari lo salvó de una goleada

En Floresta, perdió ante All Boys 2-0, con tantos de Ahumada y de Vildozo, de penal, por falta de Ribair Rodríguez; el equipo de Bianchi no mejoró en defensa y sólo lastimó en ataque en el primer tiempo.

Por Diego Morini | canchallena.com

 
Boca no encuentra respuestas en Floresta.  Foto: LA NACION  / Rodrigo Néspolo

En Floresta, Boca fue la sumatoria de todos los problemas que había mostrado en sus anteriores partidos. Fue el descalabro defensivo mostrado en la Bombonera ante Quilmes . Fue la prolongación de ese "primer tiempo delicado" del que habló su entrenador, Carlos Bianchi , luego de debut por el torneo Final en la Bombonera. Fue un equipo aturdido, que agravó sus defectos estructurales y, para colmo, no tuvo siquiera carácter para dar vuelta el resultado.

Cuando Oscar Ahumada convirtió el primer gol del partido -preciso pase de la figura del encuentro, el colombiano Montoya Muñoz-, los cimientos de Boca se desmoronaron. El equipo dirigido por el Virrey, que hasta ese momento tambaleaba, terminó por desplomarse. La conquista del ex mediocampista de River fue un golpe de nocaut del que jamás consiguió recuperarse, aunque vale aclarar que si All Boys no se puso antes en ventaja fue por las muy buenas atajadas de Ustari ante Borghello y Vildozo, siempre movedizos y preocupantes a las espaldas de los defensores visitantes.

Desde la épica del triunfo con Quilmes, revirtiendo el 0-2 para ganar 3-2, a esta parte, Boca se destartaló. Aun cuando apenas van tres fechas, su realidad es preocupante. Porque lejos de poder blindarse, trabajar e intentar corregir errores, el conjunto xeneize no tiene tiempo: el calendario le tiene reservado esta semana un partido en Ecuador por la Copa Libertadores y luego una seguidilla de más partidos entresemana. Ni siquiera puede experimentar: debe ganar como visitante para recuperarse del traspié como local ante Toluca.

Los goles del encuentro

En medio de todas esas urgencias, parece que Bianchi acertó el diagnóstico: había dicho que en la mitad de la cancha estaban los problemas. Y allí le ganó el partido All Boys. Los tres hombres que puso José Romero en la zona medular -el combate de Ahumada y Fernando Sánchez más un Montoya filoso para asistir- fueron los máximos responsables de que los tres puntos quedaran en Floresta.

Si hace una semana Boca podía presumir de su solidez defensiva luego de empatar en Victoria sin tantos con Tigre, ayer volvió a mostrar inmensas grietas en su última línea.

Sólo un gran trabajo de Oscar Ustari evitó lo que podía haber sido una goleada histórica del equipo local. Adelante, dependió en exceso de la inspiración de Juan Manuel Martínez, el único que mostró algo de chispa para llevar la pelota. Todo lo demás fue muy pobre: en actuaciones individuales y, sobre todo, a nivel colectivo. Bianchi tiene mucho trabajo por delante, pero -lo que más le preocupa- es que tiene que hacer prueba y error en medio de una competencia exigente que no parece dispuesta a perdonar las falencias de Boca.

Las razones de un gran triunfo

El DT José Romero y Oscar Ahumada hablaron sobre la victoria de All Boys.

  • "No todos los campeonatos se le puede ganar a Boca. Pudimos hacer nuestro juego y me parece que fuimos superiores"
    José Romero - Entrenador de All boys
  • "Mi función no es convertir. El DT nos pide a los volantes que tratemos de acompañar siempre las jugadas y llegar al área"
    Oscar Ahumada - Jugador de All boys
  • .

     Boca suma tres penales en contra en cuatro partidos: ante Quilmes, en la primera fecha, ante Toluca, por la Copa Libertadores, y en el encuentro de hoy.

    En esta nota

    canchallena por e-mail.
    Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

    Suscribite ahora