Canchallena

Eliminatorias

A 40 años del "equipo fantasma" que le ganó a la altura

En 1973, un seleccionado argentino olvidado por la AFA y el periodismo se entrenó varias semanas en la altura y, finalmente, logró un importante triunfo que lo impulsó al Mundial de 1974

 
La producción del equipo fantasma.  Foto: Archivo 

Se los llamó "el equipo fantasma". Lejos de sus familias, olvidados por la AFA y el periodismo, tenían una importante misión: entrenarse en la altura para conseguir ante Bolivia un triunfo que depositara a la Argentina en el Mundial Alemania 1974.

"La Argentina quería organizar el Mundial 1978, algo que también pretendía Brasil. Adolfo Pedernera, con toda su experiencia, no había podido clasificarse para el Mundial del '70 y, por eso, si queríamos organizar la Copa del Mundo, estábamos obligados a clasificarnos para Alemania. Entonces, era indispensable preparar un equipo que pudiera ganar en la altura de La Paz", recordó Miguel Ignomiriello, a quien Omar Sívori, el entrenador del seleccionado en aquel entonces, le encargó viajar 75 días antes del partido para lograr una buena adaptación a la altura.

Así fue que Ignomiriello y un grupo de jugadores, entre los que se destacaban Ricardo Bochini, Mario Kempes y Marcelo Trobbiani, viajaron a la ciudad de Tilcara, en la provincia de Jujuy, a 2500 metros sobre el nivel del mar. Allí estuvieron un par de semanas, alojados "en un hotel de mala muerte", según reconoció el Matador, en su autobiografía.

En la soledad del norte argentino, este plantel sufrió la suspensión de dos partidos en Tarija, se la rebuscó para que no lo echaran del hotel por falta de pago y hasta vio cómo algunos integrantes destacados, como Jota Jota López y Reinaldo Merlo, no se adaptaron a la altura y debieron volverse a Buenos Aires.

"La AFA se olvidó de nosotros y la pasamos realmente mal. No teníamos ni para comer. Teníamos pactados dos amistosos y terminamos haciendo seis o siete a cambio de dinero. Así comprábamos las cosas en un supermercado y alguno hacía la comida. Volví con 7 u 8 kilos menos", contó el Matador.

 
El festejo argentino.  Foto: Archivo 

Tanto esfuerzo dio su fruto. El 23 de septiembre de 1973, con gol de Oscar Fornari, la Argentina le ganó 1 a 0 a Bolivia, en la Paz. "Fue el gol mas importante de mi vida. Entrenamos cuarenta días en Jujuy, Perú, Costa Rica y La Paz y estuvimos algo olvidados. Nos llamaron la selección fantasma y hasta nos sacaron una foto con sábanas", contó el goleador de aquella jornada, en referencia a la foto que produjo Miguel Tapia y que inmortalizó el fotógrafo Lucio Flores (ver arriba).

El impulso de la victoria en La Paz ayudó para conseguir una sólida victoria ante Paraguay, en Buenos Aires, y así sellar la clasificación al mundial. A 40 años de aquella epopeya, se los sigue llamando "el equipo fantasma"..

 

Aquel equipo formó con: Daniel Carnevalli, Rubén Glaría, Angel Bargas, Daniel Tagliani, Osvaldo Cortés, Roberto Telch, Rubén Galván, Aldo Poy, Oscar Fornari, Rubén Ayala y Mario Kempes.

En esta nota

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora