Canchallena

Eliminatorias

Todos quieren ver a Messi: no hay más localidades para Bolivia-Argentina

Fervor en La Paz por el seleccionado argentino; el partido comenzará a las 17 (hora argentina)

 
 

(Télam, enviado especial).- Los hinchas bolivianos y argentinos llegados en su mayoría de las provincias del noroeste argentino, más los turistas, agotaron hoy las 31 mil entradas disponibles para el partido de mañana entre Bolivia y Argentina, por la 12da. fecha de las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Brasil 2014.

El imán de atracción de todos para agolparse en las boleterías del estadio "Hernando Siles" fue sin duda la presencia del mediocampista argentino Lionel Messi, el mejor jugador del mundo, y así lo hicieron saber.

Vladimir Arias llegó desde Beni, departamento cercano a La Paz, para comprar la entrada y "ver a la Argentina, el mejor equipo del mundo".

"Además juega Messi, no me puedo perder esta oportunidad de verlo", agregó Arias, antes de considerar que "la suerte de la selección Bolivia está firmada y salvo un milagro no irá al Mundial".

Por su parte, los argentinos agotaron las mil localidades que se le habían asignado en la bandeja baja de platea preferencia del Siles, pero desde la Federación Boliviana anticipan que los visitantes compraron entradas en lugares asignados a bolivianos, por eso se verán camisetas "albicelestes" mezcladas entre los locales.

Las localidades asignadas a los visitantes tenían un precio de 120 pesos bolivianos (150 pesos argentinos), mientras que para las locales iban desde 35 las populares hasta 350 las plateas preferenciales.

Los contingentes más numerosos llegaron desde Salta y Jujuy, pero Miguel, un jujeño que vino junto a su papá y sus tíos, contó que en el hotel donde se aloja "hay varias familias de tucumanos, santiagueños y otra gente de Santa Fe".

Arnaud, francés, vino desde Toulouse y está hace tres días de vacaciones en el altiplano junto a un amigo compatrita y otro belga.

"Cuando nos enteramos del partido no dudamos en venir, además juega Messi", explicó el joven de 25 años, en un claro español.

Michelle y Saira, dos israelíes, siguieron a su amiga Laura, que las arrastró hasta las boleterías del estadio. "Ella es argentina y quiere ver a Messi y nosotras a los jugadores argentinos que son hermosos", confesó Michelle con una sonrisa pícara..

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora