Canchallena

Boxeo

Maravilla Martínez: "Toda la carrera me preparé para este momento"

A sólo una semana de pelear con Murray en Vélez, el campeón dice que siente "motivación pura".

Por Andrés Prestileo | canchallena.com

La "tarea" de dormirse nunca fue algo fácil para Maravilla Martínez. En parte por eso, la llamada desde Buenos Aires sobre la medianoche madrileña no le cambia nada ni descubre algo diferente del hombre y el personaje conocidos. El teléfono reproduce su tranquila expresividad de siempre. Maravilla se subirá esta noche al avión que lo dejará mañana temprano en Buenos Aires. Entonces comenzará una de las semanas más especiales de su vida, que desembocará en la pelea del sábado próximo con el inglés Martin Murray, en la cancha de Vélez. "Estoy contento y tranquilo, pero para ir empapándome de lo que se está viviendo espero llegar a Buenos Aires. Me cuentan que hay mucha expectativa, un clima futbolero, algo atípico para lo habitual en el boxeo. La gente me brinda un cariño muy especial. Me suelen comentar que de lo que menos habla la gente conmigo es de boxeo. Me resulta curioso y bonito. ¿Por qué? La verdad no sabría decirte, yo digo que sólo soy boxeador y es lo único que hago desde los 17 años", cuenta el quilmeño, que hasta ahora, por lógica, se mantuvo aislado de muchas cosas. Como los intentos de llegar a él para pedirle alguna entrada, algo en particular. "Hay un filtro muy grande para llegar a mí. Hay mucho en juego, sabes, no es un combate y nada más. Hay todo un país detrás, así que tratan de preservarme. Escuchar peticiones a diario no sería muy bueno."

-Tanta expectativa y el hecho de pelear en la Argentina después de once años, ¿te presiona de alguna forma diferente?

-Es parte de la motivación que me mueve cada día. Soy totalmente consciente de lo que va a pasar, al menos por lo que pasa por mi interior. La última vez que peleé en la Argentina fue en la FAB [el 2/2/02, victoria sobre Francisco Mora por puntos] y había unas 1500 personas. Ésta es una historia totalmente diferente. Soy consciente de que volver por la puerta grande es algo que no cualquiera puede hacer. Hasta el momento no estoy sintiendo nada extraño o en contra, todo muy positivo. Este tipo de presión entre comillas, para mí es motivación pura.

-¿Se te cruzó por la cabeza alguna imagen de lo que vas a ver cuando subas al ring en Vélez?

-Todavía no estoy pensando en eso, prefiero disfrutar día a día lo que voy a ir viviendo. Si lo pienso tal vez podría sentir algo de ansiedad y no es conveniente.

-¿La preparación fue tan intensa como la de la pelea con Chávez o las lesiones te condicionaron?

-La preparación es muchísimo mejor que para la pelea con Chávez. Hay algo muy importante que es la experiencia. Toda la carrera llevo preparándome para este momento, es importantísima la madurez de un tipo de 40 años con esta respuesta física que tengo, que es por lejos la mejor de toda mi carrera. De las lesiones, la de la rodilla era lo más complicado, pero el trabajo de la doctora Raquel Bordons fue increíble. Lo de la mano fue superado muy pronto tras pelear con Chávez, estoy prefecto de eso. En la rodilla estoy 9,5 puntos, casi listo para el combate, y el sábado estaré perfecto.

-¿Pero no tuviste molestias? Aquí hubo una versión, incluso, sobre que sentiste un dolor en la rodilla derecha cuando grababas una publicidad.

-Molestias y dolores me acompañan a diario desde los dedos de los pies hasta el último cabello, pero lo bueno es que no dejan de ser sólo eso, dolores. La lesión está erradicada de mi cuerpo. Si un deportista de elite no tiene dolores musculares o de articulaciones es que algo está fallando. El que se entrena como corresponde siempre los siente.

-¿Cómo imaginás la pelea?

-En los primeros cinco o seis asaltos será muy equilibrada. Soy consciente de la fortaleza de Murray, él es mucho más joven, igual que la mayoría de mis rivales hoy. No va a ser el más rápido ni el mejor técnicamente, pero sí un boxeador con mucha motivación y fortaleza física. Eso se mantendrá vigente durante mucho tiempo en el combate. Después mi experiencia va a entrar en pelea y va a ser eso lo que me va a hacer ganar.

-¿No hay nada en especial que te preocupe?

-La verdad que no. Tengo las mismas inquietudes que en los otros combates, la misma motivación y fuerza. No sé si temores, pero mi mente está ocupada como en cualquier otra pelea.

-Pelear al aire libre hace jugar factores especiales, como el clima. ¿Preferís calor, fresco...?

-¡Que haga calor! Lo importante es que la gente se sienta bien y cómoda. Cuanto más calor, mejor será para el público; aparte, por la época no creo que haga más de 20 o 21 grados. A mí no me molesta, al contrario. Si hace veintipico de grados largos yo estoy fenomenal.

-¿El plan para tu futuro sigue como habías dicho hasta aquí?

-El contrato firmado con HBO es por tres peleas, dos en 2013 y una en 2014. Pienso respetar eso; el tiempo después dirá con qué voy a seguir, pero hoy por hoy esto es así.

-¿Pensás en algún rival en particular?

-No, nada. Prefiero respetar a Murray, él merece que lo respete.

-No hace mucho dijiste que el boxeo está perdiendo protagonismo en tu vida. ¿Seguís sosteniéndolo?

-Después de haber escrito mi primer libro tuve muchas ganas de sentarme a escribir, de ver proyectos con las empresas... Después de todo eso sí que el boxeo dejó de tener el ciento por ciento de protagonismo en las decisiones de mi vida, ahora hay más cosas en las que tengo que pensar. Es un proceso lógico de la vida, tengo 38 años, lo más lógico es que al menos tenga en mente que el retiro esta mucho más cerca que el comienzo.

-¿Qué harás después de la pelea? ¿Hasta cuándo te quedarás en Buenos Aires?

-Tal vez tenga que quedarme una temporadita, tipo mes y medio. Imagino que tendré que dar charlas, entrevistas. Tengo 900 peticiones de entrevistas y me gusta cumplir con todos, aunque sepa que es imposible. Supongamos que en un mes atienda a 500, entonces tendré a 400 personas muy enojadas conmigo y es difícil que lo comprendan, ¿sabes? No sé cómo voy a hacer. Intentaré cumplir con eso y ver a mi familia también, que para mí es importantísimo. Hace tiempo que no puedo tener un día entero de tranquilidad, que nos juntemos sólo con mis hermanos, padres, cuñados y sobrinos.

Los inundados, un tema que lo sacó de la rutina

De las noticias que recibió Maravilla de nuestro país en los últimos días, una lo sacó de su concentración. "Las inundaciones fueron lo último grande y grave de lo que estuve al tanto. Vi que lo que pasaba en la Argentina era dramático. Ojalá se repare todo eso cuanto antes. Aquí durante más de una semana se puso mucha atención sobre ese drama.".

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora