Canchallena

Torneo Final

San Lorenzo reaccionó y se llevó un triunfo clave ante Quilmes

Con tantos de Buffarini y Verón, el Ciclón venció al Cervecero por 2-1, en el Sur, en un duelo importante por los promedios; Elizari abrió el marcador para el local; mirá los goles. Por Ariel Ruya

 
Foto: FotoBAIRES 

En el espiral de agitación pudo haberse visto cualquier camiseta. Fue el partido que todos jugaron. Nadie se mantuvo afuera. Quilmes y San Lorenzo quedaron frente a frente, pero en algún claroscuro parecieron haberse anotado los colores de Independiente. En el área, según la conveniencia, asomó el duende de Argentinos. Cerca del córner, donde la penumbra se volvió más intensa, respiró la esperanza de San Martín, de San Juan. Una mirada felina se encendió en Unión cuando la pelota más barro salpicó. Ni Atlético de Rafaela, con algo más de aire puro en su atmósfera, resistió la tentación: corrió a la par de quién sabe... La lucha por la permanencia genera forcejeos y apretujones. Se avanza como se puede. A veces, de prepo. Salvarse es la cuestión. Cada uno quiere pasar primero hasta que, invariablemente, se chocan. El alivio de unos siempre se volverá la inquietud de otros.

San Lorenzo les dio ánimo a los demás, sobre todo a Independiente, que ya no sabe con quién compararse en la lucha por la permanencia . Tan enredado está el asunto que con un triunfo Quilmes habría superado a San Lorenzo y Argentinos en los promedios. Tan loco y parejo es el fútbol argentino que, al final, el Ciclón se impuso por 2-1 y, por ahora, se clasifica para la Copa Sudamericana. Cualquier cosa puede pasar.

Al principio, uno, el equipo del Sur, se movió con decisión, despierto y consciente de las grandes oportunidades que se le abrieron a partir de los defectos ajenos. Otro, el Ciclón, pareció despreocupado, como si no hubiera notado que una seguidilla de malos resultados podría ponerlo otra vez en la zona más caliente del descenso. Todo cambiaría de carril con el zigzagueo de aquellos que se juegan cosas grandes. De los que parecen seguros, titubean y terminan con los párpados hinchados.

El partido empezó a moldearse con el oportunismo de Elizari, vaya paradoja, ex jugador de Independiente (igual que Mansilla), que aprovechó un rebote en Cetto tras un cabezazo de Cobo. El mediocampista encontró la pelota dentro del área y no falló. El partido había sido parejo, con un leve dominio de los locales pese al empuje de San Lorenzo en el comienzo. Y a partir de entonces se acentuaron las correctas intenciones de los cerveceros.



El Ciclón sintió el impacto. Pizzi veía cómo los cambios después del 1-1 con Godoy Cruz no tenían un efecto estimulante. No tenía peso en el ataque, con los jóvenes Verón y Correa, ni profundidad con los pases entre líneas, ya que Piatti se perdía en medio de la rigurosa marca. Como si eso fuera poco, el empuje quilmeño, con fuerza y velocidad, complicaba a Cetto y a Gentiletti. El equipo dirigido por De Felippe tenía una marcha más y, aunque no ampliaba la diferencia, la hacía notar en el desarrollo. Claro que todo cambiaría como una moneda en el aire.

Algo del mensaje de Pizzi debió de haber repercutido en los jugadores. San Lorenzo pareció más decidido, se adelantó unos pasos y anunció lo que vendría con un par de aproximaciones. Sorprendió Buffarini. Llamó la atención por el contexto y la definición: un remate desde lejos, cruzado, a "tres dedos", que le devolvió el pulso al conjunto azulgrana. El 1-1 puso las obligaciones como al principio. Los avispó y potenció los sentidos en eso de la acción y reacción. Se movieron eléctricos, con coraje.

De acá para allá. Porque Ibáñez salvó un cabezazo de pique al suelo de Mansilla y, minutos después, la sociedad juvenil le dio rédito a San Lorenzo. Fue un pase profundo de Correa el que dejó mano a mano a Verón. Trípodi no intimidó al delantero, que definió de zurda y liberó emociones por acá y por allá. Romagnoli entró media hora y manejó un par de jugadas con sapiencia.

Cada uno de los involucrados utilizará sus herramientas para salvarse cuanto antes. A partir de hoy será el turno de los demás. Aunque, seguramente, también jugarán Quilmes y San Lorenzo.

  • 1. Tinelli y Falcioni
    La versión está instalada en San Lorenzo: Marcelo Tinelli tiene casi acordada la contratación del DT Julio César Falcioni para la próxima temporada. El tema será la desvinculación de Juan Antonio Pizzi, ya que su contrato vencerá en octubre.
  • 2. De Felippe, difícil
    Pese a que aún no definió la continuidad en primera, Quilmes piensa en el futuro. Sin demasiado consenso, todo indica que el DT Omar De Felippe no renovaría el contrato. Tampoco seguiría el arquero Emanuel Trípodi, que quedaría libre.
  • 3. Con derecho de admisión
    Tras el tiroteo entre integrantes de la barra brava en el Monumental, el domingo pasado, en el 1-1 con River, Quilmes les aplicó el derecho de admisión a 170 simpatizantes. El operativo de seguridad en el estadio Centenario reunió 700 policías.
  • 4. No tanta demora
    Por la congestión de tránsito por un accidente y la inundación en la bajada de la autopista Buenos Aires-La Plata se había anunciado una demora de 15 minutos en el comienzo del partido. Al final, empezó a las 21.20, sólo cinco minutos después del horario original.
  • EL GOL DE ELIZARI

    EL GOL DE BUFFARINI

    EL GOL DE VERON

    En esta nota

    canchallena por e-mail.
    Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

    Suscribite ahora