Canchallena

Torneo Final

Godoy Cruz consiguió un triunfo que lo acerca a la cima

En Mendoza, el equipo de Martín Palermo goleó a Colón 3-0 y quedó a dos unidades del puntero, Newell´s. Por Jorge Márquez

 
El Tomba no abandona la lucha por el campeonato.  Foto: Telam 

MENDOZA.- Le apunta a la Copa Sudamericana, aunque el plantel de Godoy Cruz , en la intimidad, mantiene el sueño de llegar a las últimas fechas del torneo Final entreverado en la pelea por el título. Un gigantesco paso dieron los mendocinos en sus objetivos: la victoria 3 a 0 sobre Colón , rival directo en la puja por clasificarse al certamen internacional, al igual que San Lorenzo, reavivó las esperanzas de alzarse con el premio mayor del fútbol argentino. En la contundencia, el orden y la inteligencia para manejar el desarrollo, en especial en el segundo tiempo, cuando el adversario se lanzó con desesperación pero sin claridad al ataque, estuvieron los argumentos del rotundo éxito. Colón, que llegó a la cita con aires triunfalistas, se marchó vacío, ofreciendo una imagen confusa, la misma que lo llevó en el comienzo del torneo a apurar la salida del técnico Sensini.

La determinación por cumplir el rol de protagonista no le molestó a Godoy Cruz, un equipo que a los nombres conocidos empieza a sumarles los de algunos juveniles, productos de las divisiones inferiores. Esta vez fue el turno de Fabricio Angileri, mientras que una semana atrás el técnico Palermo le dio rodaje a Fernando Zuqui. Con el empuje de Castellani y Lértora y la velocidad de Castillón, los mendocinos empezaron a marcar el pulso e incomodaron al rival. Para sostener los sueños había que volver a ganar en Mendoza, algo que se estaba haciendo dificultoso. Un descuido de Raldes enseñó que Godoy Cruz estaba concentrado en cumplir la tarea: Castillón aprovechó la desinteligencia del zaguero boliviano -cubrió la pelota, pero no observó que el delantero le ganaba la posición- y habilitó a Óbolo, el goleador, que conectó de derecha.

No resistió el golpe Colón, que apenas arrimó peligro con un defectuoso remate de cabeza de Gigliotti. El desconcierto envolvió todavía más a los santafecinos, nublados para provocar riesgo y poco confiables al momento de defender. No fue extraño que ocho minutos después del gol de Óbolo, y luego de un desborde de Angileri -en el segundo tiempo se retiró con una contractura en el recto anterior derecho- Castellani asomara sin marca en el área y, de cabeza, aumentara la ventaja. Fue demasiado peso para Colón y resultó la tranquilidad que buscaba Godoy Cruz, que se adueñó del terreno y la pelota.

Desperdiciado Curuchet volcado sobre la izquierda, intrascendentes Moreno y Fabianesi y Prediger, las insinuaciones de Gigliotti no tenían peso. Directo y efectivo fue Godoy Cruz, que llegó al 3-0 con Nicolás Sánchez y hasta tuvo oportunidades para sumar más goles a la cuenta. A esa altura, poco importaba; la noche se había llenado de festejo.

  • 1. Las rachas, por dos
    La victoria le posibilitó festejar nuevamente en Mendoza a Godoy Cruz, que no se imponía allí desde la 2a fecha, cuando superó 2-1 a Unión. Desde entonces, sumó dos empates (Argentinos y Belgrano) y dos derrotas (Lanús y River). Para Colón, la caída fue el final de la serie invicta de cinco encuentros, con cuatro éxitos y una igualdad, que ostentaba el ciclo de Morant.
  • 2. Un goleador particular
    Mauro Óbolo no sólo es el goleador de Godoy Cruz en el torneo, sino que tiene la costumbre de marcarle a Colón: con los mendocinos le convirtió dos veces, y la misma cifra le anotó cuando jugó en Arsenal.
  • 3. Presencia inquietante
    El lunes pasado recuperó la libertad, después de dos años en prisión, por abuso de armas de fuego, Daniel "Rengo" Aguilera, jefe de la barra brava de Godoy Cruz. Ayer estuvo en la cancha, ocupando un lugar central en la hinchada.
  • "Volvimos a ser contundentes"

    La satisfacción por el triunfo se reflejó en los rostros de los jugadores de Godoy Cruz. "Volvimos a ser contundentes, algo que nos venía costando en los últimos partidos", señaló el goleador Óbolo. El DT Palermo analizó: "Era un desafío volver a ganar en nuestra casa y logramos un triunfo completo: mantuvimos el cero en nuestro arco, manejamos la pelota en gran parte del partido y nos mostramos seguros y sólidos.

    dixit

    "No jugamos bien, aunque la diferencia en el resultado fue un poco exagerada"
    Pablo Morant
    Técnico de Colón

    El gol de Obolo

    El tanto de Castellani

    El gol de Sánchez

    canchallena por e-mail.
    Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

    Suscribite ahora