Canchallena

Copa Libertadores

La noche más triste del año en un vestuario de Boca sin respuestas

Tras la eliminación de la Copa, Riquelme y Bianchi fueron los únicos que dieron la cara; el resto del grupo se mostró golpeado y se retiró sin hablar

Por Javier Saúl | canchallena.com

 
Foto: EFE 

ROSARIO.- La puerta del vestuario de Boca se abrió por primera vez cinco minutos después de la eliminación ante Newell's, por los cuartos de final de la Copa Libertadores. El que salió, con signos de lamento, fue el dirigente Juan Carlos Crespi. Tiempo después, el que dio la cara fue Carlos Bianchi. El y Juan Román Riquelme fueron los únicos que hablaron con la prensa, aunque sin mucha autocrítica.

"Mis sensaciones son que en el último mes hemos jugado contra el mejor de América, Corinthians, y el mejor de la Argentina, y estuvimos a la altura de las circunstancias", lanzó el DT . "Parece que Newell's está con suerte", tiró Román . Mientras, el resto del grupo se mostró golpeado por la caída por penales y se retiró sin hablar del Coloso Marcelo Bielsa.

El orden de salida también tuvo mucho que ver con el duro momento. Primero, se fueron los dirigentes, después lo hizo Bianchi y más tarde aparecieron los utileros. Recién, luego de ellos, empezaron a salir los futbolistas en estricta fila india y sin ganas de dialogar. Fueron signos de la noche más triste el año en un vestuario que no le pudo encontrar respuestas a una noche que terminó siendo histórica para la Lepra, pero que golpea a un equipo que está en los puestos de abajo del torneo Final y tenía a la Libertadores como el gran objetivo. El sueño de la Copa venía de la mano del regreso de Bianchi y Riquelme. Uno se despertó de la siesta y volvió a ser DT con la idea de replicar aquellos viejos y buenos tiempos. El otro retornó al fútbol tras sentirse vacío en la final de la Copa del año pasado, ante Corinthians.

Ellos, que apostaron todo al torneo continental, ahora se juraron entrega absoluta para cerrar la temporada de la mejor manera. Vivos en la Copa Argentina, intentarán levantar la cabeza en el torneo Final. "Quedan cuatro partidos del campeonato, los cuatro son difíciles y trataremos de sumar la mayor cantidad de puntos posibles para terminar lo más arriba posible y salir de la zona donde está ahora, que Boca no se merece", avisó el Virrey. Palabras de las que también se hizo eco Riquelme.

Será la hora de empezar a diagramar la temporada que viene y de afinar el lápiz a la hora de las contrataciones. Pero todo será mejor si los resultados acompañan y alejan los nubarrones de la Bombonera.



En esta nota

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora