Canchallena

Torneo Final

San Lorenzo empató en Rafaela y el sueño de pelear el título quedó lejos

El equipo de Pizzi no pudo quebrar el cero en su visita a la ciudad santafecina; ahora le queda el incentivo de clasificar a la Copa Sudamericana

Por Néstor Clivati | Para canchallena.com

 
San Lorenzo da lucha en Rafaela.  Foto: Telam 

RAFAELA.- Fue lacerante para la vista. Un partido con un nivel burdo, propiciado en partes iguales por ambos equipos, pero a la hora de señalar responsabilidades, se anota la mayor parte en la cuenta de San Lorenzo , por su condición de integrante del lote de candidatos. Pero no da para ser más indulgente con Rafaela , que era local y busca asegurarse la permanencia.

Por el planteo dispuesto por Jorge Burruchaga puede decirse que Rafaela le dio prioridad a un esquema equilibrado, sin asumir riesgos excesivos y con Albertengo como el más adelantado. Más allá de esta disposición táctica de los locales, en el primer tiempo los dirigidos por Pizzi se mostraron más firmes a la hora de avanzar en el campo rival, pero les faltó precisión en los metros finales como para doblegar la resistencia local, sostenida en la última línea por Eduardo Domínguez.



Los intentos de San Lorenzo se dieron, especialmente, por la derecha, con la dinámica de Buffarini. Y arriba se animó un poco más Gonzalo Verón, que fue el generador del único remate al arco del primer tiempo de los locales y que el arquero Guillermo Sara desvió de un manotazo. El Ciclón se reiteró en centros cruzados de fácil resolución para la defensa rival.

Algo de Correa y Verón

En un encuentro con pocas emociones y sin ritmo, hubo un momento de emoción en la mitad del primer tiempo. Cuando San Lorenzo regaló otra imagen en el ataque. Porque los dirigidos por Pizzi, claro que sin impactar, ensayaron otra búsqueda, más punzante. Apostaron por el ataque a partir de la velocidad de Ángel Correa y de Verón.

Desentendido de la explosividad que había mostrado días atrás, cuando vapuleó a Unión, esta vez se adaptó a una escena mucho más escarpada. Se le requirió una versión más activa, y la que tenía a mano lo conformó para hacer pie en un desarrollo con más ingredientes viscerales que técnicos. San Lorenzo defraudó las expectativas de su gran legión de hinchas, que copó toda una cabecera y pobló una buena parte de las plateas que le asignaron.

Lo que tampoco se modificó fue la falta de ideas de Rafaela, su obstinación por los pelotazos, la ausencia de un jugador que mostrara el camino o frenase tanto despropósito futbolístico. Sin el mínimo suceso en el área de Matías Ibáñez.



El encuentro fue tan pobre en emociones que, más de una vez, ganaba la tentación de distraer la mirada hacia el sector del estadio donde estaba el actor Viggo Mortensen (ver aparte). Una media chilena de Vera pudo ser la llave para destrabar el partido; luego, los remates de Alan Ruiz. No se dio ni en uno ni en otro caso. El Ciclón ve esfumarse sus últimas chances de pelear por el título, aunque le queda el aliciente de intentar ingresar en la Copa Sudamericana. A Rafaela lo espera más fajina para quedarse en primera..

En esta nota

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora