Canchallena

Básquet

"Es el tipo de responsabilidad que nos gusta"

Por las ausencias, Juan Gutiérrez ganará protagonismo y asume el desafío de llevar adelante el equipo, con el liderazgo de Scola

Otro, en la situación de Juan Pedro Gutiérrez, estaría caminando por las paredes. Su representante negocia para que regrese a España, algo de lo cual Pipa tiene "muchas ganas", después de ser MVP y subcampeón de la Liga Nacional en 2012 y de una temporada mala en la 2012/2013, en la que Obras Sanitarias apenas se salvó del descenso. Pero el pivote está relativamente tranquilo, porque vive algo muy importante en su vida: el seleccionado argentino, con el que se prepara para afrontar el Campeonato FIBA Américas desde fines de mes.

"El hecho de tener la cabeza en la selección me tiene tranquilo de cara a mi futuro, porque no tengo ninguna certeza respecto a eso. Sigo esperando. El seleccionado me vino muy bien; si no, habría estado un poquito más ansioso. Ojalá me dé una mano para conseguir algo", anheló Gutiérrez en un contacto con la prensa en el gimnasio de la UADE, donde la Argentina empezó la preparación para Caracas 2013 en pos de un lugar para el próximo Campeonato del Mundo, España 2014.

Lejos de tomar al conjunto nacional como mero trampolín de su carrera, Pipa , que lo integra desde otro Premundial, Dominicana 2005, es un enamorado de la camiseta albiceleste y parte de esta generación tan exitosa en este siglo con una fórmula: el equipo por sobre sus piezas. "No tengo idea de cómo funcionaremos en Caracas, pero ojalá mantengamos la identidad de este seleccionado, que siempre fue dejar de lado el orgullo propio y apuntar a un objetivo colectivo; pasarse mucho la pelota y tratar de ganar de atrás hacia delante", subrayó.

Pues de ese espíritu de cuerpo deberá alimentarse más que nunca la Argentina en Venezuela en busca de una de las cuatro plazas en juego, ya que no estarán esta vez Ginóbili, Nocioni, Delfino, Prigioni, Quinteros, Kammerichs ni Leo Gutiérrez, y sí unos cuantos jóvenes. Habrá un claro líder, el casi infaltable Luis Scola, pero el capitán tendrá en Juan Gutiérrez a un lugarteniente de ocho años con la camiseta nacional. Que, por cierto, viene de ser el jugador más valioso en los dos torneos por la Copa Stankovic en China.

Aun sin Fabricio Oberto en Londres 2012, Pipa no fue titular en esos Juegos Olímpicos, pero Caracas 2013 lo verá en el quinteto inicial y con más minutos de acción. "Uno siempre trabaja para tener la mayor participación posible; después, eso depende del entrenador. Y si eso no sucede, uno debe estar contento y disponible para cuando le toque jugar", minimizó el pivote, que, a sus 29 años, será el segundo más experimentado en el equipo nacional, detrás del comando de Luifa y delante de varios casi debutantes. "Para nada es un peso extra eso. Es el tipo de responsabilidad que a los deportistas nos gusta. No es ninguna presión demasiado complicada. En los últimos años en Obras me tocó un papel más o menos así y lo disfruté mucho. Si me toca ahora en el seleccionado, trataré de hacerlo lo mejor posible", confió Gutiérrez. "Disfruto todo esto, que es muy lindo. Conocer compañeros nuevos... La oportunidad de afrontar un torneo con un equipo prácticamente nuevo es un lindo desafío y pongo en eso toda la energía", añadió.

Es todo entusiasmo Pipa , un tipo bromista, querido en el grupo. "Creo que las bajas en varios seleccionados hacen que no haya un favorito. Hay muchos aspirantes a esos cuatro lugares en el Mundial. Es un lindo objetivo", se esperanzó. Y esta vez tendrá un protagonismo importante para llegar a esa meta. Lo que, por cierto, podría hacerlo caminar por las paredes. No por nervios ni por susto. Por motivación..

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora