Canchallena
 

Empieza la Liga de España y nace la conexión Martino-Messi

 

Comienza la Liga de España, con algunos cambios significativos dentro de lo que seguramente se mantendrá inalterable. El contrasentido tiene su explicación: no hay nada que permita suponer que habrá un tercer equipo que rompa el férreo duopolio que ejercen Barcelona y Real Madrid, que desde 2005 se repartieron los 9 títulos. Pero los vientos de renovación soplan desde el banco de ambas potencias, que empezarán la temporada con otros técnicos, Gerardo Martino y Carlo Ancelotti. En el caso del club catalán, la novedad tiene una fuerte repercusión en la Argentina por la designación de Tata para reemplazar a Tito Vilanova, que en el comienzo de la pretemporada dio un paso al costado para dedicarse a reestablecerse de un cáncer en la glándula parótida.

Lionel Messi ya no es un único rosarino de Barcelona. Ahora se conecta con un coterráneo, con el que se asegura contención y una afinidad instantánea. "El Tata no viene a cambiar nada, sino a recuperar lo que hacíamos bien", fue una de las frases de bienvenida de Leo. "Es un líder", definió Xavi al DT que pensaba descansar un tiempo luego de ser campeón con Newell's, hasta que lo contactó el director deportivo, Andoni Zubizarreta, con una propuesta irresistible.

Martino entró en Barcelona con el aplomo y el sentido común que se le conoce. Está acomodándose a un mundo nuevo, tan fascinante como exigente. Dirigir al que en los últimos cinco años (los primeros cuatro, con Guardiola) fue considerado el mejor equipo del mundo impone un reto mayúsculo. ¿Se puede mejorar a un conjunto que viene de dar la vuelta olímpica con una cosecha de 100 puntos? El primer objetivo de Martino se orienta a recobrar algunos automatismos que estaban relajados, como el de recuperar la pelota metros más arriba. La presión adelantada que fue una seña de identidad con Guardiola, en el curso anterior no fue aplicada con igual intensidad. No lo notó tanto en la Liga, pero sí en el primer nivel continental, donde Bayern Munich barrió a Barcelona en una semifinal de la Liga de Campeones con un humillante 7-0 en el global.

Es poco lo que Martino debe tocar en la formación, pero mucho se lo evaluará por su tacto para hacer convivir a Neymar -hasta ahora, la contratación más rutilante entre los 20 equipos- con Messi. Habituado a romper récords, Leo irá por uno muy especial: convertirse en el máximo goleador de la historia de la Liga, distinción que pertencece a Zarra, con 251 tantos. Messi está 7° en la lista, con 215. Necesita 36 en doce meses. No parece una cifra inalcanzable para quien en las últimas dos temporadas marcó 50 y 46 goles. Se supone que progresivamente irá pasando a Quini (218), César (223), Di Stéfano (227), Raúl (228) y Hugo Sánchez (234), hasta llegar a la plusmarca de Zarra, que tiene 58 años de vigencia.

Real Madrid, ya sin Gonzalo Higuaín, empieza el ciclo del italiano Ancelotti. Los cambios se anuncian en la cancha y fuera de ella, ya que el ex conductor de PSG no cultiva un perfil mediático tan confrontativo como el de José Mourinho. Bajará los decibeles y no aportará titulares explosivos a la prensa como lo hacía el portugués. Y en cuanto al juego, es probable que se vea un Real Madrid con más tendencia a la posesión (llegaron Isco e Illarramendi, dos de los tantos volantes de buen pase y conducción que produce el fútbol español, y Modric puede disponer de más minutos).

El club de Chamartín sigue negociando lo que sería una transferencia récord mundial, pues todo se encamina a que terminará pagando por el galés Gareth Bale, de Tottenham Hotspur, más que los 96 millones de euros que en 2009 convirtieron a Cristiano Ronaldo en el protagonista del pase más oneroso.

Esta operación, de todos modos, no cambia la denominación de "la liga de la crisis económica" con que la prensa española reemplazó a la pomposa Liga de las Estrellas. Continúa siendo la competencia de la desigualdad, reflejada en los casi 160 millones de euros por temporada que reciben Barcelona y Real Madrid por derechos televisivos, contra los 18 que embolsan los clubes más modestos. La grieta es tan amplia que Real Madrid gastaría por Bale la misma suma que emplearon en total las otras 19 entidades para reforzarse. Con este panorama, el éxodo se acentúa: en el receso, 14 jugadores (varios, del seleccionado español, como Soldado, Negredo y Navas) pasaron a la Premier League por 107 millones.

Fuera de ese universo, Barcelona y Real Madrid viven en su propia galaxia, en la que reina Messi mientras Martino se acomoda en la cabina de mando.

HOY, TRES PARTIDOS

La Liga se abre hoy con tres cotejos: Real Sociedad vs. Getafe, Valladolid vs. Athletic Bilbao y Valencia vs. Málaga..

En esta nota

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora