Canchallena

Torneo Inicial

El fútbol argentino, sin proyectos: en 10 torneos, pasaron 133 técnicos

Gareca asumió en Vélez en 2009 y se convirtió en el DT con más tiempo en su cargo; desde allí, el resto de los equipos alternó más malas que buenas

Por Tomás Bence | canchallena.com

 
 
 

Desde hace 1664 días, Vélez apuesta por Ricardo Gareca. El Tigre asumió un 5 de enero de 2009 como técnico del Fortín y, tras la salida de José Pepe Romero de All Boys, se convirtió en el entrenador de Primera división con mayor tiempo en el cargo. Pasaron cuatro años, siete meses y 23 días desde que se puso el buzo, apoyado por la dirigencia y respaldado -en varias oportunidades- por Cristian Bassedas, mánager del club. Por el resto de los clubes, en cambio, los técnicos fueron víctimas de la volatilidad del fútbol argentino. Algunos estuvieron apenas un puñado de partidos; otros, un poco más. Pero tomando los 20 equipos que hoy están en la máxima categoría, más Independiente, Huracán y Banfield (los tres más grandes del Nacional B), en 10 campeonatos, desde el Clausura 2009, pasaron en promedio seis técnicos por institución.

Antes de Gareca, Romero estuvo seis años al frente de All Boys. Consiguió ascender a Primera y hasta consolidó al equipo de Floresta en el fútbol grande de nuestro país. Este campeonato Falcioni ocupó su lugar, y así Gareca pasó a ser el "más viejo" en su cargo. Cuatro títulos consiguió el Tigre en Vélez: Clausura 2009, Clausura 2011, torneo Inicial 2012 y la Superfinal pasada, ante Newell´s. Llegó lejos en Copas internacionales, aunque es la gran deuda que tiene tanto el DT como el equipo, aunque supo llegar a instancias decisivas.

En los últimos 10 torneos locales, los clubes que más técnicos tuvieron fueron Huracán y Rosario Central, ambos con diez entrenadores por lado. El Globo, luego del recordado segundo puesto en el Clausura 2009, vio pasar a Cappa, Rivoira, Brindisi, Pompei -con él descendió- Amador Sánchez, Cocca, Apuzzo, Rivoira (segundo ciclo), Llop, Rinaldi y, hoy, Mohamed. Desde Pompei, cuando el equipo perdió la categoría, el Globo no se pudo recuperar y vio desfilar varios nombres y estilos, pero nunca un proyecto.

Gareca asumió en 2009; desde allí, en el resto de los clubes, pasaron 133 técnicos.  Foto: Archivo 

Un caso similar pasó en Rosario Central. En el Clausura 2009 (ganó la Promoción), fue dirigido por cuatro técnicos: Alfaro, Merlo, Cuffaro Russo (interino) y Miguel Angel Russo. Luego, mantuvo a Cuffaro Russo y se fue al descenso con Madelón. El primer año en el Nacional B (2010/2011) tuvo en el banco a Merlo, Rivoira, Palma y Lansidey -dirigió la última fecha-, para terminar con Pizzi en 2011/2012, donde perdió la Promoción para ascender. Finalmente, en la temporada pasada, encontró en Miguel Angel Russo la estabilidad -tras un muy mal arranque- que lo depositó nuevamente entre los grandes.

En el podio de los equipos con menos entrenadores, luego de Vélez y All Boys, figuran Lanús y Arsenal. El Granate, otro equipo que decidió mantener una línea de juego, contó con Zubeldía, Schurrer y Guillermo Barros Schelotto. Peleó algunos campeonatos, sobre todo con el Mellizo, pero quedó siempre al borde del título. En Sarandí, Alfaro consiguió ser campeón del Clausura 2012. Dirige Arsenal desde el Apertura 2010, tras los pasos de Burruchaga y Garnero. Además, el Lechuga consiguió la Supercopa tras superar a Boca, quien había ganado la Copa Argentina.

 
Ramón y Bianchi en River y Boca; ambos equipos vieron desfilar seis técnicos.  Foto: Archivo 

Los grandes no están ajenos a la volatilidad. Entre los cinco grandes, Boca y River son los que menos técnicos tuvieron en estos cuatro años y medio: seis por lado. El peor fue Independiente, que lleva ocho técnicos, más el noveno que reemplazará a Brindisi en el cargo. Por el conjunto xeneize pasaron Ischia, Basile, Alves, Borghi, Pompei, Falcioni -el único que fue campeón en estos años, del torneo y la Copa Argentina- y Bianchi. Mientras que por los pasillos del Monumental desfilaron Gorosito, Astrada, Cappa, Jota Jota López -perdió la categoría- Matías Almeyda y Ramón Díaz. Desde el Negro Astrada, todos bajo la presidencia de Daniel Passarella.

En Independiente la historia reciente es conocida. Los Rojos vieron pasar cinco técnicos en los últimos cinco campeonatos: Mohamed, Ramón Díaz, Cristian Díaz, Gallego y Brindisi. Antes del Turco, estuvieron Garnero, el Tolo (primer ciclo) y Pepé Santoro. Luego de la Sudamericana en la que los Diablos consiguieron con Mohamed, comenzó la debacle futbolística que terminó con el doloroso descenso el torneo pasado. Ahora, tras un arranque sin ganar en las primeras cuatro fechas, perdió a Brindisi en el banco. San Lorenzo vio pasar la misma cantidad de técnicos que Independiente en estos últimos años e, incluso, ganó una promoción con Caruso Lombardi como DT. Russo, Simeone, Méndez, Ramón Díaz, Asad, Madelón, Caruso y Pizzi fueron los entrenadores del Ciclón. Pasó de pelear por mantener la categoría a estar hoy con la ilusión de luchar un campeonato, aunque el arranque no fue el esperado.

Brindisi dejó el cargo tras el descenso y no conseguir un triunfo en las cuatro primeras fechas del Nacional B.  Foto: Archivo 

Algo similar sucede en la otra vereda de Avellaneda. Racing comenzó el Inicial 2013 con el sueño de luchar el título y la Copa Sudamericana. La dirigencia decidió renovarle el contrato a Zubeldía, pero los malos resultados marcaron el punto final a 40 días de haber firmado el nuevo vínculo. El joven entrenador fue el séptimo DT que pasó por la Academia desde principios de 2009, tras Llop, Caruso Lombardi, Vivas, Russo, Simeone y Basile.

Los que apuestan a la estabilidad. A lo largo de estos años, fueron muchos los equipos que buscaron mantener una misma idea para poder seguir adelante. Newell´s, el último campeón, es un claro ejemplo. Tras varios torneos dirigidos por Sensini, pasaron por la inestabilidad de Torrente y Cagna, para terminar con la elección del Tata Martino, que salvó al equipo del descenso y lo consagró campeón.

"La palabra proyecto no existe", declaró Brindisi tras su salida de Independiente. Pero algunos equipos apostaron por una idea y ganaron. Belgrano con Zielinski (asumió en 2011 y ascendió), Rafaela con Trullet, Forestello y Burruchaga, Estudiantes con el paso de Sabella (hoy quiere volver a estabilizarse con Pellegrino) y el mismo Gimnasia con Troglio (asumió también en 2011 y llevó al equipo de vuelta a Primera) son alguno de los clubes que mantuvieron los mismos equipos de trabajo por un tiempo prolongado y sacaron sus frutos.

Si bien la máxima del fútbol indica que los que mandan son los resultados, aquellos equipos que lucharon por mantener planteles o cuerpos técnicos son los que consiguieron mejores rendimientos. Cuanto más se apueste por el trabajo y menos histeria tengan hinchas y dirigentes, el fútbol argentino dará un paso adelante. Por lo pronto, aquellos que ya lo hayan hecho disfrutarán de días de vino y rosas.

 

Ricardo Caruso Lombardi, el más elegido Del relevamiento realizado surge que el entrenador más elegido por los equipos fue Ricardo Caruso Lombardi, con cinco experiencias laborales. En estos 10 torneo, el actual entrenador de Argentinos Juniors también pasó por Racing, Tigre, Quilmes y San Lorenzo. Cagna, Rivoira, Madelón y Garnero, con cuatro clubes cada uno, ocupan el segundo lugar de la lista.

Todos los técnicos desde 2009
Argentinos: Vivas, Borghi, Troglio, Gorosito, Astrada, Schurrer y Caruso Lombardi
All Boys: Romero y Falcioni
Arsenal: Garnero, Burruchaga y Alfaro
Atlético de Rafaela: Marcelo Fuentes (Nacional B), Carlos Trullet (Nacional B y Primera), Forestello y Burruchaga
Belgrano: Giovagnoli (Nacional B), Labruna (Nacional B), Primo (Nacional B), Guyón (Nacional B), Sosa (Nacional B) y Zielinski (Nacional B y Primera)
Boca: Ischia, Basile, Alves, Pompei, Falcioni y Bianchi
Colón: Mohamed, Gamboa, Sciaqua, Sensini, Morant y Forestello
Estudiantes: Astrada, Sabella, Berizzo, Russo, Azconzábal, Cagna y Pellegrino
Gimnasia y Esgrima de La Plata: Madelón, Cocca, Morant, Cappa, Ortíz, Ingrao (Nacional B) y Troglio (Nacional B y Primera)
Godoy Cruz: Cocca, Trossero, Asad, Da Silva, Pumpido, Asad y Palermo
Lanús: Zubeldía, Schurrer y Barros Schelotto
Newell´s: Sensini, Torrente, Cagna, Martino y Berti
Olimpo: Florit (Nacional B), De Felippe (Nacional B y Primera), Rivoira, Perazzo (Primera y Nacional B)
Quilmes: Pascuti (Nacional B), Bianco (Nacional B), Ghiso (Nacional B), Tocalli, Madelón, Caruso Lombardi (Primera y Nacional B), De Felippe (Nacional B y Primera) y Vivas
Racing: Llop, Caruso Lombardi, Vivas, Russo, Simeone, Basile y Zubeldía
River: Gorosito, Astrada, Cappa, Jota Jota López, Almeyda (Nacional B y Primera) y Ramón Díaz
Rosario Central: Alfaro, Merlo, Cuffaro Russo, Russo, Cuffaro Russo (segundo ciclo), Madelón, Merlo (Nacional B), Rivoira (Nacional B), Palma (Nacional B), Pizzi (Nacional B) y Russo (Nacional B y Primera)
San Lorenzo: Russo, Simeone, Méndez, Ramón Díaz, Asad, Madelón, Caruso Lombardi y Pizzi
Tigre: Cagna, Caruso Lombardi, Arruabarrena, Gorosito y Cagna
Vélez: Gareca
Independiente: Santoro, Gallego, Mohamed, Ramón Díaz, Cristian Díaz, Gallego y Brindisi
Banfield: Burruchaga, Falcioni, Méndez, La Volpe, Da Silva, Acevedo, Garnero (Nacional B), Almeyda (Nacional B)
Huracán: Cappa, Rivoira, Brindisi, Pompei, Amador Sánchez (Nacional B), Cocca (Nacional B), Rivoira (Nacional B), Llop (Nacional B), Rinaldi (Nacional B) y Mohamed (Nacional B).

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora