Canchallena

El COI en Buenos Aires

Histórico: hoy se decide en Buenos Aires la ciudad que recibirá a los Juegos de 2020

Entre las 17 y 17:30 el Comité Olímpico Internacional anunciará la elegida entre Tokio, Estambul y Madrid



El mundo del deporte se paralizará hoy durante media hora con los ojos puestos en Buenos Aires. Entre las 17 y las 17.30, en el Hilton Hotel, en Puerto Madero, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, pronunciará su último discurso al frente de la organización. Luego, el belga abrirá un sobre blanco con el dibujo de los cinco anillos y dará el veredicto: Estambul, Tokio o Madrid. Una de ellas será la sede de los Juegos Olímpicos de 2020.

Detrás quedará un incesante juego de influencias, promesas e intereses que no comenzó en los corrillos de los últimos días en la City porteña, sino hace cuatro años, desde el mismo momento en que Río de Janeiro ganó la candidatura de 2016.

El lobby es la sustancia vital de esta clase de elecciones, pero hoy la especulación quedará de lado con la votación de 95 miembros del COI. Para que una ciudad sea elegida sede olímpica necesita la mitad más uno de los votos emitidos, por lo que la mayoría absoluta se sitúa en 48. Vale apuntar que en total son 103 los miembros del COI (entre ellos, el argentino Gerardo Werthein), pero no podrán sufragar en la primera ronda los tres representantes españoles, el japonés y el turco. Tampoco lo hará Rogge y habrá dos ausentes: el egipcio Mounir Sabet y el finlandés Saku Koivu.

La votación se realizará entre las 15.45 y las 16, de manera electrónica y secreta. Cada elector deberá votar por una sola ciudad, y si ninguna de las tres se impone en la primera ronda por mayoría, la que reciba menos votos quedará eliminada. Los conteos se restablecerán y en la segunda ronda participarán las dos candidatas que siguen en carrera. En caso de un empate en esta instancia -situación que jamás se dio-, el presidente del COI tendrá la posibilidad de desnivelar con su decisión. Antes del sufragio, Estambul, Tokio y Madrid harán una última presentación de 45 minutos, seguida por una serie de preguntas y respuestas.

Algunas cifras del sueño olímpico.  Foto: LA NACION 

Madrid, con mínima ventaja

La atmósfera de la 125a Asamblea del COI marca una tendencia: Madrid llega a la elección con una leve ventaja sobre Tokio, mientras que Estambul aparece bastante por detrás de sus dos competidoras. "Un mes atrás daba la impresión de que era Tokio la que tenía una pequeña ventaja sobre Madrid. Hoy es al revés, esa ventaja es de Madrid", señaló a DPA un influyente miembro del COI que resguardó su nombre.

Para Madrid, ésta será la cuarta ocasión (1972, 2012 y 2016) en la que se presenta para ser sede de los Juegos Olímpicos; para Tokio, la segunda (ganó en 1964), y para Estambul, la quinta (2000, 2004, 2008 y 2012).

En caso de que triunfe el proyecto madrileño, el mundo olímpico habrá elegido una candidatura austera y que insistió en su postulación por tercera vez consecutiva, pese a la profunda crisis económica que atraviesa España. Desde que se dictó el peor diagnóstico para el país, con el riesgo del rescate financiero, el Comité Olímpico ibérico trabajó con muy buen criterio. El argumento, tan sólido como repetido, es que el 80 por ciento de la infraestructura para los Juegos ya está disponible. Además, quedan pendientes inversiones en obras por 1900 millones de dólares, en teoría fácilmente asumibles por las gestiones públicas.

Si la ganadora es Tokio, el COI habrá confiado en la previsibilidad japonesa y un efectivo disponible de US$ 4500 millones, por encima de la incertidumbre que genera el desastre nuclear de Fukushima. "Nadie murió", subrayó hace menos de un año Tsunekazu Takeda, jefe de la candidatura olímpica de Tokio 2020, para negar que la tragedia afectara las chances de la capital nipona. Días antes de la Asamblea del COI en Buenos Aires, nuevas fugas de agua radiactiva en la planta de Fukushima reavivaron las dudas sobre el control que tiene el gobierno japonés sobre la situación. El gran interrogante es si el desastre nuclear recrudece y se profundiza, en una ciudad que está a apenas 230 kilómetros del centro de la acción olímpica.

En cambio, si se impusiera Estambul, significaría una apertura olímpica al mundo musulmán, unos novedosos Juegos disputados simultáneamente en Europa y Asia. "Nos presentamos para ganar. Nos sentimos muy fuertes", afirmó el jefe de la candidatura, Hasan Arat. Sin embargo, la confianza de los turcos decayó mucho tras las violentas protestas en todo el país contra el gobierno de Recep Tayyip, así como los escándalos de doping que sacudieron a su deporte. Además, Turquía convive con el infierno de la guerra civil en Siria..

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora