Canchallena

El COI en Buenos Aires

Lo que no se vio de la elección de Tokio 2020, entre la alegría japonesa y la tristeza española

Entretelones de la Asamblea en Buenos Aires

Por Fernando Czyz | canchallena.com

 
Tokio 2020, la nueva sede de los JJOO.  Foto: AP 

El segundo piso del hotel Hilton era un desfile de personas. Madrid ya había quedado en el camino. Y mientras Andrea Frigerio y el británico Jonathan Edwards presentaban el programa que antecedía a la elección, turcos y japoneses soñaban con la posibilidad de que Jacques Rogge los nombrara.

El tránsito de personas en el lobby era incesante, entre aquellos que pugnaban por entrar a la sala de anuncios y los españoles que buscaban la mejor forma de evaporarse de Buenos Aires y aparecer sigilosamente en Madrid.

 
La tristeza también se hizo presente en Madrid.  Foto: AP 

El llanto de los integrantes de la delegación española frente al Hilton, viendo como la tercera no fue la vencida y otra vez se quedaban con las manos vacías, sintetizaba la imagen de la derrota y el dolor de ya no ser. Es que la capital española dejará pasar un tiempo y no se presentará para 2024, donde aparecen otras tres capitales europeas con intención de ser sede: Berlín, París y Roma.

 
La decepción de Estambul.  Foto: AP 

Dentro del hotel, los turcos gritaban y se ilusionaban con poder convertir la utopía en realidad: hacerse con los Juegos Olímpicos en el quinto intento, luego de las decepciones de 2000, 2004, 2008 y 2012.

Minutos antes del anuncio oficial, canchallena.com pudo vivir el clima de tensión que se vivía dentro de la sala de conferencias. Todos se miraban a la cara buscando un guiño del destino de los miembros COI. Pero todo se develó puntualmente, luego del himno olímpico, cuando Jacques Rogge abrió su último sobre anunciando que Japón se hacía con sus cuartos Juegos, tras el de verano en Tokio 1964, y los de invierno en Saporo 1972 y Nagano 1998.

 
Tokio 2020, la nueva sede de los JJOO.  Foto: EFE 

Los japoneses sacaron a relucir sus banderas y las sonrisas casi no cabían en sus caras. Mientras Tsunekazu Takeda, el miembro COI japonés, era saludado por todos sus pares el grito en la sala era "Tokio, Tokio".

A la salida, el glamour se apoderó de un improvisado pasillo inundado por periodistas que parecía la torre de Babel, con mil idiomas en busca de las declaraciones de príncipes, jeques, primeros ministros y otras personalidades del mundo COI. En ese contexto, Takeda afirmó: "Nosotros creímos en este proyecto desde que lo presentamos. Fuimos superando una a una las adversidades y tuvimos nuestra recompensa". "No vamos a hacer ni más ni menos que lo que prometimos. Nuestro compromiso es con el deporte y con el olimpismo", añadió el constructor del sueño japonés.

Tokio 2020, la nueva sede de los JJOO.  Foto: EFE 

Las luces se apagaban en el lobby del hotel, los miembros COI alternaban entre el retorno a sus habitaciones y la programación de una salida para la noche... el mundo ya se había conmovido con Tokio y su sede confirmada para los Juegos Olímpicos 2020..

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora