Canchallena

Boxeo

Matthysse y Mayweather, en una noche de alto vuelo

En Las Vegas, el argentino peleará con Danny García, un rival poco vistoso, pero efectivo, cerca de las 23.30 y con TV por Space y Canal 7; el estadounidense, la gran estrella, tendrá enfrente a "Canelo" Álvarez

Por Osvaldo Príncipi | Para canchallena.com

 
García y Matthysse, cara a cara tras el pesaje.jpg.  Foto: AFP 

LAS VEGAS.- "Esto no será una concentración de grandes peleas; será algo que nosotros definimos como un verdadero acontecimiento". Con estas palabras, y en nombre de Golden Boy Promotions, el abogado austríaco Richard Schaefer, vicepresidente de la compañía, definió la trascendencia de la reunión que se llevará a cabo esta noche en el estadio del hotel MGM de Las Vegas.

El chubutense Lucas Matthysse , campeón interino welter jr. (CMB), intentará dar el gran golpe de su carrera, en el combate coestelar, ante el campeón absoluto del peso, el norteamericano Danny García, en un match de doce rounds que arbitrará el norteamericano Tonny Weeks. Serán jurados sus compatriotas Robert Hoyle, Glen Towbridge y Jurgen Langos.

De lograrlo, y en modo contundente, Matthysse se ubicará en un sitial ideal y considerable para reclamar el máximo liderazgo del boxeo nacional.

Mas allá de la trascendencia de este cotejo, que puede elevar aún más el momento clave y triunfal que exhibe el pugilismo argentino en un choque de invictos de atracción absoluta y generalizada, se medirán, por la unificación el cetro mediano junior, el norteamericano Floyd Mayweather, campeón AMB, y el mexicano Saúl Álvarez, titular CMB, en un choque de 12 rounds.

La reunión será televisada para la Argentina por Combate Space, a partir de las 22.30. La TV Pública emitirá sólo el encuentro de Matthysse, desde las 23.30.

Amparado en el efecto histórico del 90° aniversario del inolvidable combate entre el argentino Luis Ángel Firpo y el estadounidense Jack Dempsey, en 1923, que dio origen al Día del Boxeador en nuestro país, Matthysse buscará rubricar su postura de favorito (3-1) sobre el campeón Danny García, en una pelea que le presenta buenas perspectivas.

El patagónico tendrá ante sí a un oponente poco vistoso, sin gran espectacularidad, pero efectivo. De traslación prolija en el ring y con buen cross de izquierda. Un golpe furibundo, que lo consagró ante boxeadores de primerísimo nivel como el mexicano Erik Morales y el inglés Amir Khan, que quedaron sin respuesta en el medio de la lona. A los 24 años y con un récord invicto de 26 peleas ganadas (16 de ellas por KO), García se convierte en un rival respetable pero vulnerable. Igual, sus victorias recientes y su rendimiento ante el norteamericano Zab Judah le otorgaron un prestigio indiscutible.

Matthysse, poseedor de un récord de 34 éxitos (32 KO) y dos reveses, deberá explotar al máximo su golpe de nocaut y su momento triunfal. Su fuerza mental y la contundencia de su pegada lo proyectan como favorito. Tras su último éxito categórico sobre Lamont Peterson, sus acciones pugilísticas crecieron de modo insospechado. Tendrá que asumir el rol de "patrón" del combate y corroborar la frialdad expuesta ante un rival que denota presiones y nerviosismo. El patagónico justifica su postura de favorito dentro de una contienda que desata un interés creciente a medida que transcurren las horas. No se descarta proyectar al vencedor de ese combate como futuro rival de quien resulte ganador entre Mayweather y Álvarez.

Mayweather y su momento

Mayweather, de 36 años, sabe cómo regular sus energías pese al paso del tiempo. Dosifica su sabiduría y mantiene todo el arte de un boxeo defensivo que resalta el oportunismo justo a la hora de atacar. Ganador de sus 44 peleas (26 por KO) y con postura de quíntuple campeón, luce con óptimas posibilidades para alcanzar la victoria.

El equilibrio anímico que asumió en los últimos meses, tras cumplir una breve condena en la prisión de Nevada, lo potenció en lo físico y mental. Y esta preparación ha sido un reflejo de ello.

Álvarez, de 23 años y un historial de 42 éxitos (30 KO) y un empate, es el dueño del cetro desde 2011, y no mostró un estallido definitivo en su sistema de pelea. Es fuerte, lento y repetido.

El ex boxeador y hoy promotor Oscar de la Hoya le dio todo su apoyo organizativo para esta contienda, y a través de un comunicado personal lo respaldó por completo para esta ocasión. Los medios estadounidenses lo presentan como "La última gran esperanza pelirroja" y la prensa mexicana no se anima a pronosticar su posible consagración. Las dudas sobre sus respuestas sobre el ring predominan en la mayoría.

La velocidad física y mental de Mayweather proyectan a éste hacia el éxito, pero ello dependerá de su concentración y su eficacia.

Auguran que se batirán todos los récords; de recaudación, de ingresos publicitarios y de televisión paga. Mayweather, que forma parte de la organización, ganará más dinero que nunca e intentará aumentar su ya de por sí inmensa gloria.

Todos los campeones saben cuál es su compromiso y función en esta reunión, que no admitirá fallas, con tanto en juego, para poder quedar en la historia..

En esta nota

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora