Canchallena

Mundial Brasil 2014

Paquetes para todos: cuánto te sale ir al Mundial

Tres historias de grupos de amigos que van a Brasil a su manera: desde los VIP con todo incluido hasta los gasoleros que piensan dormir en la playa; ver un solo partido puede costar 18.000 pesos

Por Santiago Peluffo | canchallena.com

 
 

En una de las habituales reuniones de los viernes, Claudio lanzó el tema con cierto dejo de utopía: "¿Y si vamos todos al Mundial?". La primera reacción de sus amigos de la facultad fue a pura risa. Hasta que uno dijo: "Che, pero la vieja de Cristian vive allá. Capaz nos puede conseguir algo, ¿no?"

De repente, la idea empezó a tomar forma: reservemos entradas en la página de la FIFA, chequeemos los precios de los pasajes, busquemos alguna posada para todos, hablemos en el laburo para pedir las vacaciones con tiempo. Y así pasaron de la ilusión a la concreción: el 14 de junio viajan a Río de Janeiro.

Según Claudio, la clave son los tickets. "No queremos viajar sin entradas. Queremos tenerlas desde acá", dice. Pero deberán esperar los distintos sorteos donde la FIFA asigna las entradas para los 257 mil argentinos que aplicaron, recién sabrán si pueden viajar y cuántos partidos podrán ver.

No queremos viajar sin entradas. Queremos tenerlas desde acá

Pidieron para los cuatro primeros encuentros de la Argentina en la categoría 3 (un total de 360 dólares / 2500 pesos) y, para aumentar sus chances, también pidieron para ver a otras selecciones, como la de Holanda. Cuando les confirmen, las van a pagan con tarjeta de crédito, en pesos, al cambio oficial del dólar más el recargo del 20% de la AFIP.

Para el aéreo, ya se pueden comprar pasajes por Aerolíneas Argentinas para junio a distintas sedes de Brasil. Los vuelos cerca del 14 de junio a Río de Janeiro están 5100 pesos (unos 700 dólares) ida y vuelta (el 30 de junio).

El grupo de Claudio eligió Río como sede fija. Ahí piensan alquilar un departamento en Copacabana, que reserva la madre de Cristian en reales y el resto lo pagan desde acá, con tarjeta y en pesos.

Es mejor comprar a alguien conocido o en la web de FIFA; hay que tener cuidado con los truchos acá en Brasil

Especulan con que la Argentina estará en los Grupos G (jugaría en Salvador, Fortaleza y Recife) o H (Belo Horizonte, Río de Janeiro y San Pablo), donde las distancias se pueden hacer en auto. Para eso, ya reservaron una combi por 15 días a 1500 dólares (unos 10.500 pesos). "Si toca otra sede y la Argentina juega en Manaos, por ejemplo, resignaremos ese partido ya que sí o sí hay que ir en avión por la distancia", dice.

El cáculo final, con todos los ítems (entradas, aéreos, alojamiento, traslados y comida), les da entre 28.000 y 35.000 pesos para 15 días y entre cuatro y ocho partidos de primera rueda y octavos de final.

Aunque todavía faltan ocho meses, tienen pensado trabajar durante el verano para guardarse las vacaciones para junio. Y ya lo viven: "Pensá que los próximos Mundiales van a ser en Rusia [2018] y Qatar [2022]... ahí ya tenés que hablar de euros y un pasaje carísmo; ¿cuántas más chances de ir tenemos como ésta los argentinos?" La imaginan como una gran manera de celebrar los 20 años de amistad.

DE CUBA A BRASIL

Martín y sus amigos se conocen hace 30 años. Son 35 compañeros de rugby del club CUBA, camada '77. Comparten miles de anécdotas entre vestuarios, terceros tiempos, fines de semanas y giras. En 2011 armaron un viaje grupal a Río de Janeiro: salió tan bien que se prometieron repetirlo.

Hace unos meses arrancó la cadena de e-mails con las ideas. Martín se puso a cargo de todo porque hace 10 años vive en San Pablo. "Tengo el beneficio de conocer gente que trabaja en los clubes brasileños y un amigo en una agencia de turismo", dice Martín, de chico un talentoso hooker.

El viaje está pensado para un solo partido, con una estadía de 4 o 5 días, entre el 13 y el 17 de junio. "Calculamos que nos va a salir unos 2500 dólares (17.500 pesos) por cabeza". La cifra incluye entradas, pasajes, alojamiento y traslados.

El vuelo para esos días, por Aerolíneas Argentinas con escala en San Pablo, cuesta al menos 8300 pesos. Es ostensiblemente más caro que en otra fecha, pero al sacarlo ocho meses antes, en cuotas fijas y en pesos, se puede "contrarrestar" la inflación.

"Queremos cerrar una posada, una casa en un country o una chacra cerca de la playa para todos", dice Martín sobre el alojamiento. Los hoteles piden cerca de 350 dólares por noche para una habitación doble. En cambio, una posada les saldría U$S 90 (630 pesos) por noche por persona.



View Larger Map

La sede que eligieron es Salvador, en el estado de Bahía, porque es equidistante de otras ciudades y hay buenas chances de que la Argentina juegue "por la zona". Si al seleccionado de Alejandro Sabella le toca Recife, por ejemplo, planean tomarse un ómnibus (800km). Si la sede es a más de 1000 kilómetros de Salvador, van en avión: un tramo interno vale aproximadamente 3000 pesos por TAM.

¿Y las entradas? Martín y sus amigos aplicaron vía FIFA, pero por las dudas quieren activar algún contacto brasileño que pueda asegurarles a todos estar en Brasil 2014 en caso de que el sorteo no los favorezca. "Es mejor comprar a alguien conocido o en la web de FIFA; hay que tener cuidado con los truchos acá en Brasil", alerta.

"Por la posibilidad de pagar todo en varias cuotas, muchos no se lo van a querer perder. Todos sienten que es una posibilidad única... la Copa del Mundo no se vive así otra vez".

LA OPCIÓN GASOLERA

La opción gasolera. La ilusión Mundial no se acaba cuando no hay plata para un pasaje o no se consiguen dólares. La gran mayoría de hinchas argentinos quizá recurra a la "opción gasolera", que equivale a decir que harían cualquier cosa por vivir el Mundial en Brasil.

Muchos argentinos apelan a amigos o amigos de amigos que vivan en algún lugar de Brasil -no importa mucho dónde-, que los puedan alojar y conseguirles entradas.

No importa si tenemos entradas o no, la idea es ir todos igual. Nos mandamos como sea

Por ejemplo, Nahuel habló con un amigo español casado con una brasileña que vive en Goiana (2.000 kilómetros al norte de Belo Horizonte, donde se alojaría el seleccionado). Clara los registró a Nahuel, a su hermano y a dos amigos más para conseguir entradas por la página de la FIFA (más de 3 millones de brasileños aplicaron).

"No importa si tenemos entradas o no, la idea es ir todos igual. Vamos a hacer la gran argento: nos mandamos como sea", dice Nahuel, entusiasmado del otro lado del teléfono .

El aéreo lo van a pagar ahora, en cuotas fijas y en pesos. Y piensan alquilar un auto. Pero cuando juegue la selección, no tendrán alojamiento. "Si juegan en Río nos tiraremos a dormir en una playa hasta que nos saquen a patadas en el orto... ¡veremos!", desafía Nahuel. La idea es que el costo se aleje lo menos posible de los 5 a 8 mil pesos que puede costar el pasaje a Río o a Salvador.

Una última opción, la más barata, es viajar directamente en auto. Dependiendo de la ciudad de la Argentina, las distancias rondan los 3000 kilómetros hasta Belo Horizonte.

Juan Martín y sus tres amigos van a llevar comida desde acá, dormir en algún hostel ("o hacer Couchsurfing") y rezar para que la FIFA les dé las entradas por sorteo. ¿Y si no salen sorteados? "Sin entradas, vamos igual. Ya venimos guardando vacaciones para irnos todo el mes. La fiesta de Río no se repite nunca más"..

 Las agencias. Los agentes oficiales para adquirir paquetes con entradas son Rotamund, MundoReps y Turicentro.

Hotelería muy cara. Los hoteles en las principales sedes del Mundial aumentaron sus precios entre un 200 y un 300% respecto de los precios habituales.

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora