Canchallena

Torneo de la URBA

Hindu y CUBA, protagonistas de la gran final bonaerense

Gauthier y Piña, capitanes del Elefante y Universitario, anticipan lo que será el partido decisivo; hoy, a las 16.10, en la cancha del CASI, los dos mejores equipos de la temporada definirán al nuevo monarca

 
 
 
Finalizado
  • Hindú
  • P0

    0

  •  
     
  • P0

    0

  • CUBA
Provisto por DataFactory

 
En CASI, la gran final.  Foto: LA NACION  / Fernando Massobrio

La Catedral del rugby bonaerense luce impactante en la soleada mañana de San Isidro: sus tribunas vacías, el olor a pasto recién cortado y los últimos retoques en el magnífico escenario marcan que todo está listo para la gran final que hoy, desde las 16.10, disputarán los dos mejores equipos de la temporada. La antesala de la gran final que se disputará esta tarde los tendrá como protagonistas centrales; Juan Ignacio Gauthier y Lucas Piña, capitanes de Hindú y CUBA, respectivamente, se prestaron a la charla con la nacion como si se conocieran de toda la vida.

"Con Juani venimos compartiendo diferentes entrevistas esta semana; en cualquier momento voy a querer que me gane, ya le tomé cariño", soltó, entre risas, una de las figuras de Universitario, que con ocho tries es uno de los goleadores del equipo. "Nos vimos toda la semana, ya somos íntimos", contestó Gauthier, emblemático back del mejor equipo de la última década.

El choque de esta tarde develará cuál es el mejor de la temporada; será, sin lugar a dudas, aquel capaz de sortear los múltiples factores que juegan más allá de la ovalada; está comprobado que las finales son partidos distintos, en los que prevalecen el carácter y la cabeza fría a la hora de tomar decisiones.

 Para seguirlo por TV: ESPN+, Extra (HD y DIRECTV) y ESPN Play.

Gauthier, que hizo un paréntesis en su rutina laboral en la cervecería Quilmes, analizó el momento especial que vive Hindú: "En lo personal, el hecho de ser capitán me exige una concentración mayor. Por suerte están tipos como el Chori [Hernán] Senillosa o el Cubano [Francisco] Bosch, que me ayudan un montón. Quizá muchos de nosotros fuimos chicos hasta los 30 años porque antes no nos tocaba tomar decisiones: estaban Manasa, Nico o Toto [Juan, Nicolás y Francisco Fernández Miranda, hoy entrenadores]. Tuvimos varios lesionados, pero llegamos bien, convencidos de intentar desplegar nuestro juego ante un gran equipo como CUBA". El centro tiene gratos recuerdos en la cancha del CASI, donde salió campeón en 2008 ante Newman, y vivió a la distancia -jugaba en Italia- el título de 2009, justamente contra el Atlético.

La ansiedad por un título es palpable en Villa de Mayo. Huérfano de festejos desde 1970, el mundo de CUBA está ilusionado con un equipo joven, que juega un gran rugby, y que hasta aquí mostró personalidad, cuestión que quedó plasmada en la sólida victoria ante Newman el domingo pasado.

En una semana totalmente distinta a las demás, Lucas Piña, excepcional tercera línea y capitán de los de Villa de Mayo, transitó las 20 cuadras que separan su lavadero artesanal de automóviles, El Centenario, del CASI, avisó: "Última producción, es momento de descansar y poner la cabeza en el juego". ¿Pesan los 43 años sin títulos? La respuesta es automática y descontracturada: "La verdad que no; CUBA está en la pelea desde hace años, pero presión no tenemos. Pueden ser 43, quizá se cumplan 44 años, esto es así", dijo Piña.

 Toda la información del Top 14

Para Gauthier, acostumbrado a las finales, instancia en la que Hindú jamás fue vencido desde que se instauró el formato en 1998, la idea es no quedarse con la gloria del pasado: "Nos planteamos dejar atrás lo conseguido, que fue espectacular, pero ya está. Dimos vuelta la página y empezamos de cero".

La hegemonía del club de Don Torcuato es indiscutible y abrumadora: no sólo conquistó cinco de los últimos siete campeonatos; en la semifinal venció al otro gran conjunto de los últimos dos lustros, el SIC. Finalizó puntero el Top 14 y es el gran candidato. Si hoy consigue el bicampeonato, será el más ganador de los últimos 20 años.

Pero a Piña no le preocupa la estadística. Mirando el escenario, el líder de Universitario manifestó: "¡Esto va a reventar! La gente está como loca, no quedó ni una entrada en el club. ¡Compraron todo!". La locura de la gente de Villa de Mayo es lógica: tiene un riquísimo historial, con 13 torneos obtenidos entre 1931 y 1970, en el que sobresale el tetracampeonato logrado en los años 49, 50, 51 y 52.

Si hubiera que trazar una comparación rugbística, el encuentro debería ser de trámite parejo: CUBA cuenta con una tercera línea de lujo que tiene, además de Piña, al fenomenal De la Vega y a Maguire; su hooker, Facundo Bosch, es uno de sus trymen . Una buena manera de sintetizar el equilibrio y sostenido poder de fuego: todos son protagonistas.

Hindú hace rato encontró la forma de lastimar con sus forwards. Los dos mejores tendrán hoy 80 minutos para mostrar cuál alcanza ese plus que determina quién será el rey del año. Piña y Gauthier se dan un abrazo al cabo de una semana en la cual compartieron el privilegio de ser los máximos representantes de sus clubes, esos que hoy sostendrán la batalla final.ß

Por Eduardo Abella Nazar.

canchallena por e-mail.
Suscribite y recibí todos los días las últimas noticias de deportes

Suscribite ahora